viernes, 11 de febrero de 2011

Genaro


Desde siempre, Genaro Robles pasó buena parte de su tiempo en el monte. Allí recogía la basura de los excursionistas, estropeaba las trampas de los furtivos, y cuando podía, plantaba algún que otro árbol. Un tipo solitario que algunos tacharon de loco.
Hoy, 20 años después, la Fundación Genaro Robles tiene sucursales por todas España. Miles seguimos su ejemplo.

4 comentarios:

J. G. dijo...

buena iniciativa, buen punto emotivo además con esa imagen

Nogales dijo...

Muy bonito.

Volver a Escuchar dijo...

Puedes decir que soy un soñador
pero no soy el único
espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo vivirá como uno

No hay cosas comunes y los llaman locos.
Ademas tengo el mismo apellido Robles.

Muy bueno.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Contento de que os guste. Olvidé poner en la entrada que este es uno de los tres microrelatos que la consejeria de medioambiente aceptó para incluir en los calendarios y agendas del 2011.

A ver si sacó un rato y dejo en borradores los otros dos.

En cuanto al apellido, pues es buscado. Quisé que fuera uno de los pocos que coincidiera con nombre de arboles, de madera noble y que fuera fuerte. Robles era el más indicado.

Un abrazo, y gracias a todos por vuestro tiempo e interes ;)

Comentarios recientes

Archivos del blog