jueves, 17 de febrero de 2011

Firelight (Sophie Jordan)

MY HEART POUNDS IN MY CHEST AS HE DRAWS CLOSER.

I know the precise moment he sees me. He freezes, stills in the water, sinking low, his lips brushing the waterline.

We stare at each other.

It will happen now. He will call the others. They will swarm on me like hungry predators.

Then he moves, swims closer in an easy glide. A muscle feathers the flesh of his jaw, and something flutters in my belly. He doesn’t look hard, as I’d imagined. He doesn’t look evil. He looks … curious.


Marcada desde muy pequeña por ser especial, Jacinda sabe que cada movimiento suyo está siendo observado. Por ello cuando incumple la regla más sagrada de los de su especie, casi lo paga con su vida; hasta que un extraño la salva; un extraño enviado para cazar a todos los que son como ella. 
Jacinda es una “draki”, una descendiente de dragón, cuyo mayor secreto es su habilidad para convertirse en humana.

Forzada a trasladarse al mundo mortal con su familia, Jacinda intenta adaptarse a sus nuevas circunstancias. La única luz en su nueva vida es Will, y Jacinda sabe el secreto que a él lo envuelve: es un cazador, como toda su familia. Ella debería evitarlo a toda costa, pero su naturaleza de dragón se está adormilando, y la única manera de despertarlo parece ser Will.

Firelight, es un libro de corte juvenil que rompe un poco con los temas fantásticos más tratados recientemente. Volvemos a encontrarnos con aquellas criaturas que tanto nos fascinaron hace unos años y que parecen haber sido olvidadas de la noche a la mañana: dragones. Pero no unos dragones cualquiera “drakis” como los llama la autora, es decir, criaturas mitad humana mitad dragón. Personalmente, ya tenía ganas de que llegase algo como esto, que nos devuelve lo mejor de la fantasía con la total y absoluta creatividad de la autora.

Poderes míticos y un peligroso romance cogen forma en esta historia.
La joven protagonista, Jacinda, una magnífica dragona de escamas rojizas, va a verse envuelta en algunos problemillas con su “clan de dragones” y sobre todo con los cazadores de drakis, al hacerse amiga de uno de los más poderosos: Will. 

La novela comienza con fuerza, las descripciones son bellas – magníficos dragones, parajes inimaginables – y el ritmo trepidante y prometedor. Luego sufre un ligero parón, para centrarse más en los personajes, sus relaciones, sus miedos e inquietudes; la hermana y la madre de Jacindan toman protagonismo. Y llegando al final la novela vuelve a coger fuerza para dejarnos a medias, esperando fervientemente el próximo libro.

Una novela que trata cuestiones como: el valor, la venganza, el amor, la amistad, la familia, el abuso, la crueldad… de una forma original y sobre todo muy atrayente para cualquier lector de literatura juvenil que esté cansado de vampiros, hombres lobo y débiles mujeres protagonistas.



a través de Canarias Escribe



0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog