lunes, 14 de febrero de 2011

El túnel


Hoy he visto la luz al final del túnel.
Me asusta. Mis padres me llaman desde el otro lado con la promesa de una vida mejor, pero yo sigo teniendo miedo.
Temo abandonar la seguridad de la única vida que conozco. No, no quiero cruzar.
De pronto siento una paz interior que me empuja hacia el final del túnel, creo que he dejado de ser lo que era hasta ahora. Creo que abandonaré este mundo para siempre.
Atravieso la luz, siento miedo, siento frío.
Unos brazos extraños me esperan en la luminosidad que amenaza con cegarme.
Nadie me dijo que lo primero que oiría al cruzar sería mi propio llanto.
Menos mal que mi madre me acoge entre sus brazos y puedo oir sus latidos...como siempre.
Sé que estoy vivo. Ya no tengo miedo. Esto no es un final es un comienzo.

6 comentarios:

No Comments dijo...

Me gusta la idea del final como principio en realidad.
Un saludo indio

Angelical dijo...

Gracias, tu ser sabio, jefe indio jaajjajajaja

Perikiyo dijo...

Me ha gustado mucho el final ...bueno, el principio.
Vamos, que me ha gustado.

Saludos.

Angelical dijo...

XDDD gracias Perikiyo ;)

Borja Echeverría Echeverría dijo...

Me encanta la idea de un nuevo comienzo, como a los demás. El texto está muy bien.

Un saludo.

Angelical dijo...

Mil gracias, Borja.

Comentarios recientes

Archivos del blog