martes, 12 de octubre de 2010

Más Allá (VVAA)

-->
Esta nueva antología, que cuenta con la colaboración de Doble Hache y H-Horror, nos ha brindado la oportunidad de conocer a autores que nos han fascinado con sus relatos.

Cuenta con una portada que es verdaderamente interesante en la que contemplamos a Frankestein con la cabeza abierta por la que surge un fantasma y también con una magnífica introducción realizada por Gervasio López, en la que el escritor nos habla sobre el miedo, y con la que logra que el lector se arrellane en su sofá dispuesto a perderse entre las páginas del libro.

En esta ocasión el tema versa sobre el “Más allá”, y hallaremos relatos a cada cual más interesante, ciertamente muy originales, y sobre todo, terroríficos.
El libro se abre con un relato titulado “Desayuno de cuervos”, en el que encontramos una prosa elaborada, con un lenguaje exquisito, en el que parece que la forma predomina sobre el contenido, pero nada más lejos de la realidad, pues la aparición de un extraño —pero conocido personaje— y un final sorprendente hacen que queden nivelados.

En el segundo relato el título ya nos pone en sobre aviso de lo que va a tratar la trama. “La resurrección” comienza con un personaje inquietante, y a lo largo del relato vamos a ir descubriendo las pistas, los motivos que tuvo ese personaje para tomar la decisión que tomó, llegando a sentir verdadera lástima por él. El final también es sorprendente, es uno de esos finales que a mí me encantan.

Con “El sueño de la momia” podremos viajar hasta esos antiguos y exóticos lugares de los que se nos habla sin movernos de la silla. Es un relato difícil de comprender, por lo que aconsejo leerlo más de una vez y dejarse llevar, sumergirse de lleno en la historia, y por supuesto, soñar.

“Reñidero” es un relato crudo, con una historia dura. La trama es envolvente, la mayoría de personajes son desquiciantes, y la atmósfera recreada opresiva. A medida que iba leyendo el relato sentía en mi interior una gran inquietud, con una mezcla de repugnancia (algo que no es malo, más bien al contrario). El Santero es un personaje con mucha garra, inquietante, durante todo el relato estuve preguntándome el motivo de que tuviese almas de niños.

Gracias al relato de “La oscuridad vive allí” pude recordar momentos de mi infancia, en los que todos los amigos contábamos una historia de miedo. Este relato nos hace pensar en esas historias, casas que parecen encantadas y las cuales nos atraen misteriosamente. El conjunto de la trama tiene un aire a relato de terror clásico, pero a medida que va avanzando, se va haciendo interesante y el argumento hace un giro final. Además, cualquiera podría sentirse identificado con la protagonista, una chica que tan sólo siente curiosidad por una casa en la que sucedió un terrible accidente.

A través de “Sola” conocemos cómo ve la realidad un fantasma. Es un relato original, puesto que como hemos dicho, está narrado desde un punto de vista diferente. Sentimos lástima por la muchacha fantasma del relato. Tanto el comienzo como el final son estupendos, con frases rotundas que encogen el corazón del lector. El paso de un tiempo en pasado a un presente es totalmente acorde con la trama.

“Entre líneas” es uno de esos relatos con los que los escritores más “locos” nos lo pasamos francamente bien. El autor logra transmitir la sensación de inquietud y terror creciente que va sintiendo el protagonista a medida que avanza el relato.  Las interrupciones (tal vez devaneos del propio protagonista) no entorpecen el relato, ni mucho menos, sino que son las que consiguen que cada vez que aparecen, el lector sienta más temor por la cordura y el destino del personaje.

El siguiente relato me ha hecho pensar en King, en el maestro, debido al personaje principal, que es uno de esos personajes odiosos que logran, a pesar de todo, enganchar al lector. “Welcome to America, welcome to hell” nos presenta a Patrick, un personaje detestable, y está muy bien llevado durante toda la trama, así como sus pensamientos y sus diálogos. En el final descubrimos un poquito de gore, y la frase última transmite una fuerza sobrecogedora.

“Naraka” nos enseña un nuevo mundo, un mundo extraño, desolador, inquietante, con un personaje misterioso, que deambula por él. El lugar inventado es magnífico, gracias a unas descripciones bastante cuidadas. No sabemos a ciencia cierta qué es ese lugar por el que camina nuestro protagonista, no hasta el momento en el que se encuentra con otro personaje. El final es emotivo, algo que no me esperaba para nada durante la lectura del relato, y que ha sido para mí una grata sorpresa.

El siguiente relato me llamó la atención, bastante diferente al resto de los elegidos, aunque esto no quiere decir que sea peor. En algunos momentos me parecía estar leyendo una mezcla de Terry Pratchett y de George RR Martin. “Consecuencias del encuentro con las flamas de S’aime” nos adentra en un ambiente muy parecido al de las leyendas británicas, a la novela artúrica. El relato comienza con la muerte de uno de los cuatro caballeros, por lo que en algunos momentos el lector deseará saber más sobre lo que sucedió,  aunque a medida que vamos llegando al final, se nos van mostrando pequeños recuerdos de lo sucedido anteriormente.

“Crueldades del azar” nos muestra, nuevamente, la visión de un fantasma. La premisa es bastante parecida, aunque los sentimientos de los personajes son un tanto diferentes, al igual que lo es el final. Tengo que señalar una frase que me encantó: “Ni siquiera el viejo Bobby le ladró, debía ser el único perro impermeable a presencias fantasmales”.

El relato con el que se cierra la antología, “Botas grandes y rotas”, es otro que me costó un poco de entender. El ambiente en el que se nos presenta, haciéndonos saber que al parecer toda la raza humana ha desaparecido, es desasosegante. No obstante, la aparición del otro personaje, el de la abuela, es el que da a la historia ese tono de melancolía. Ambos personajes, gracias a sus diálogos, logran ganarse al lector. La historia que nos cuenta la abuela es sencilla pero agradable, y cabe recordar la frase que repite en varias ocasiones “Recuerdo el mejor día de verano que ha existido jamás; nublado, ventoso…”


-->
Así pues, después de haber hecho un repaso a cada uno de los relatos escogidos para la antología, debo reconocer que todos ellos son fantásticos, completamente diferentes y muy elaborados. Es todo un honor seguir descubriendo a unos escritores que hacen las delicias de aquellos lectores a los que nos encantan los relatos de terror. Desde aquí, felicitaciones a todos ellos, pero también a los que hicieron posible la publicación de la antología.    

Publicado originalmente en la web del Horror Hispano.       

1 comentarios:

Generación Zero dijo...

Qué pedazo de reseñaaaa!! :D :D Olee!

A ver si me hago con esta antología también!

Comentarios recientes

Archivos del blog