jueves, 6 de mayo de 2010

Sevilla


Sentada en una cafetería frente a la de la Campana; tomo un bocadillo y una cerveza al encontrarme amablemente retenida por esta ciudad que hace siquiera veinte días, nunca imaginé visitaría.
Frente a mí, la calle Sierpes por donde me contó una amiga, comienzan y transcurren los pasos de Semana Santa, de los que gracias a ella, conseguí robar unas últimas y apresuradas imágenes.
Una primavera que esta vez ha aparecido de forma inusual, imprevista y no planificada, como surge todo lo inesperado.
¿Para qué hacer planes, sino para que sean trastocados o desterrados?
En el centro de una ciudad que huele a azahar; a constante, lento e incesante ritmo.
Símbolo para mí esta vez y ahora, de una entrada privilegiada a la calma de los contratiempos.
Tal vez, éstos sean los únicos que permiten marcar el verdadero tempo.
El acento sevillano seduce, provoca una inmediata e íntima sonrisa que no dejo públicamente descubrir, pero que siento adentro como un guiño inconsciente de las personas que aquí viven y que regalan sin quizás saberlo… eses aspiradas o desaparecidas o pronunciadas de un peculiar e impronunciable modo para mí; palabras que terminan antes siquiera de haber comenzado; palabras que se acortan sin más y porque sí… para qué más?
El tiempo marca su ritmo. He dejado de marcarlo yo.
¿Qué mejor que dejarse guiar por él? No hay otra opción y tal vez, mejor que no la haya.
Mi cámara anda dos días perezosa. Supongo necesitaba de un merecido descanso.
Observo a la gente que pasa mientras tras los cristales, sentada escribo.
Tan diferentes y tan iguales. O tan iguales y tan diferentes.
Sus rostros parecen amables, dispuestos a una fácil e inmediata sonrisa y entregados al humor inesperado en cualquier momento y lugar y a cualquier hora, apenas se crea la suficiente confianza para ello.
El zumito de cebada; como así llama a la cerveza mi amiga y que tomo hoy, me proporciona el empuje necesario para dejarme llevar sin más y… ¡nada menos!
Mi taciturna naturaleza siempre dispuesta a la defensa ante el ataque, parece rendirse poco a poco ante los intencionados cuidados de esta acogedora ciudad andaluza tan llena de luz como Valencia, dejándome el poso de la vaga pero clara sensación, de dejar un espacio a un futuro siquiera inmediato.
El suficiente como para pensar y sobre todo sentir, un día e incluso una semana siguiente a la que tal vez, suceda otra.
Excepto los cruciales días de Semana Santa, hay gente por sus calles pero no aglomeración, hay fluidez pero no aceleradas pisadas, hay cadencia…
En cualquier esquina, aparece el aroma de azahar que florece tranquilo en calles y plazas, incluso en patios de catedrales. Un aroma tan familiar para mí, que crecí entre naranjos, vinagreta y limoneros.
Y el zumo de cebada sigue su curso haciendo magia mientras invade mis arterias expectantes y pacientemente a la espera de ser invadidas de otro modo, a través de la piel.
Distingo entre esas pausadas y rítmicas pisadas, pies femeninos con manoletinas o tacones imposibles, zapatillas de deporte o botas planas como las mías.
La feminidad no necesita de excusas para manifestarse.
Tampoco de tópicos símbolos creados para falsamente reforzarla o reinvindicarla.
Solo lo auténticamente femenino puede manifestarse y mostrarse aun sin tacones ni maquillaje.
Solo lo realmente femenino trasciende el tópico creado para enmascarar, más que para aparentemente mostrar, a través de él.
Y solo la verdadera feminidad lo remonta fortalecida.
Esa feminidad se lleva en el alma y se muestra en la mirada, en la voz, en los gestos y no solo anida en quienes poseemos cuerpo de mujer, sino en quienes optamos por mimar ese nutritivo alimento, con que la naturaleza nos ha provisto.
Quizás en el cuerpo de un hombre se manifieste de un modo ligeramente diferente pero tan solo y afortunadamente solo en apariencia, porque en cuanto la primera capa de pintura es eliminada, en cuanto se atraviesa la ropa y la piel; lo femenino cobra nítida e indefectiblemente vida y ésta, no entiende de fisonomías, sino de humanidad suavemente mostrada a través de miles de formas, modos y miradas que tampoco entienden de envoltorios, sino de fértiles semillas que entrelazan al germinar, las emociones, enredándolas con la íntima masculinidad que albergamos, cuando se ama.
Una naturaleza que como sea y donde sea, siempre encuentra un espacio para encajarse o siempre se permite un espacio libre para la cabalgadura que funde en una sola piel y en una sola bocanada de aire, la delicadeza del alma cuando liberada de su necesario embalaje, a través de ella y a pesar de él, habla.
Sevilla no solo huele a primavera.
Funde en su perfume la esencia que nos define desde la plenitud.



Escrito por Raquel Gaspar


Fotografía de Raquel Gaspar


11 comentarios:

victoriaduran dijo...

En relación al escrito llamado "Sevilla" y firmado por un alias (Canijo)he de comunicaros mi sorpresa.Primero porque el artículo, es de una amiga mia,valenciana,magnífica como persona,mujer,escritora, fotógrafa e Historiadora, (en sentido cronológico)RAQUEL GASPAR(por ser valenciana escribe lo de la familiaridad del azahar, por los naranjos de Valencia,por ejemplo) y, porque cerveza=zumito de cebada, es algo que digo YO, siempre. Y vivo en Sevilla hace 50 años y NO HE OIDO a nadie que lo diga(aunq pudiera haberlo) y,la foto, aunq no cabe duda que es bonita NO es la original. Lo digo porque ella me envió el artículo y la foto,trás unos días que pasó aquí,en Gines,Sevilla, en mi casa....Por favor, corregidlo.Espero que haya sido una equivocación, porque os restaría bastante credibilidad, si no fuera así.Por supuesto,el artículo y la foto me parecen estupendos.Doy mi nombre para que,quien quiera,pueda contrastarlo,si le parece oportuno,porque,eso, si NO es un error, se llama apropiación indebida de la propiedad intelectual. Y si quereis más artículos de Raquel, o cualquier persona,tened algo más de cuidado, porque esas cosas,duelen.Fdo: M Victoria Duran.DNI 2450956W.Espero rectifiquéis YA. Un saludo

Ángel Vela (palabras) dijo...

Si te fijas bien, victoria, verás que Canijo es el que publica, osea, el que cuelga el mensaje en el blog, y en la etiqueta pone "autor invitado". Osea una colaboración externa al colectivo.

Del resto no te puedo decir nada, porque no fui yo el que se ocupó del tema, pero ten claro que la intensión no era apropiarse de nada de nadie.

El texto nos lo ofreció ella, mandandolo a nuestro correo, y se le hizo un sitio como ya se hizo con otros que lo pidieron.

Supongo que la mismo que debería haberse hecho con este mensaje, antes de hablar de apropiación indebida y temas por el estilo...

En fin que ya pasará canijo si tiene que decir algo al respecto o rectificar algo, y si no pues se borra la entrada y en paz, que no queremos herir la sensibilidad de nadie.

Canijo dijo...

Buenas, vistoria.

Pues un poco lo que te ha dicho Ángel, que está maquetado como texto de Autor Invitado, los de las personas que no pertenecen al colectivo pero que cuelgan algo en nuestro blog. Pone que está publicado por mí porque fui yo el que me encargué de maquetarlo, programarlo y demás, como en el resto de entradas que maqueto yo, pero la autoría está abajo, como en todos, y no salgo yo.

Respecto al título, yo me encontré con el texto sin título, salvo ese apunte de la fecha al final, que lo tomé como tal por eso mismo y porque quería publicarlo lo más rápido posible ya que se le había dicho a la autora que se haría. Si el título es otro confírmamelo y se cambia.

Y lo de la foto igual, a mí me interesa que se me den las fotos necesarias, así no las tengo que buscar yo, pero como este no traía lo tuve que hacer. Si hay una foto apropiada con que se me mande yo la pongo en la entrada; sin problemas.

En fin, ya me dices lo que sea. De momento voy a incluír el nombre que dices a pie de texto para que no haya más errores.

Un saludo.

v dijo...

Muchísimas gracias por haber aclarado la autoría del artículo.Entendida la aclaración de lo de "publicado" y lo del título y la foto
Un saludo, a tí,Canijo ,a tí ,Angel y a todas las personas que intentan hacer las cosas lo mejor posible, (porque errores cometemos todos y si se rectifican, pues mejor que mejor!!!.)
(aunque no sé porqué no ha salido publicada mi respuesta a Angel, anterior cronológicamente,(20.50 o así) a la respuesta del canijo).No importa...la vida es corta!!!!Espero que ésta si se publique.Chin-chin con un "sumito de sebada".Y chin-chin por Raquel,y las personas que, como ella, nos hacen ver y sentir con otros ojos y sentimientos muchas cosas de la vida.

Anónimo dijo...

Raquel Gaspar

Buenas noches "Canijo",
En su día envié Pdf con el artículo, título del mismo ("Sevilla") y foto hecha y editada por mí, cuando estuve a principios de Abril en vuestra ciudad, a Angel Vela al mail que tenéis de contacto en vuestra página de Fb.
Leo ahora que dices que la autoría "está abajo como en tod@s" pero lo cierto es que está ahora y después de que yo le enviara a primera hora de la tarde un mail privado a Angel preguntándole por esta omisión y cambio de título y no publicación de foto enviada.
Si hubiera estado desde el primer momento, no hubiera habido comentarios posteriores al respecto.
Sabiendo ya el título del mismo, si necesitas la foto editada que envié a Angel, dame una cuenta de correo y te la envío (hice cientos).
Mi interés en aparecer aquí fué puntual, porque justo apareció vuestro grupo "Sevilla escribe" en el Fb de una amiga mía y yo acababa de subir a mi apartado "Notas" del mismo, este art. que habla de vuestra ciudad.
De no haber sido por esta coincidencia, no hubiera ofrecido nada de lo que escribo habitualmente para enviaros, porque entiendo que es una página enfocada a escritor@s de Sevilla, para fomentar la literatura y noticias vinculadas a ella, en vuestra ciudad.
Aclarado todo, envío un cordial saludo a ambos y obviamente, un abrazo a mi estimada amiga que ha sabido mostrarme la ciudad, con una mirada llena de sensibilidad y cultura ya que, a su condición de arquitecta, se une un conocimiento de Sevilla, que me harían falta muchos más días para captar plenamente su nutritiva esencia.
Bona nit i fins aviat.

Raquel Gaspar
Valencia

Ángel Vela (palabras) dijo...

Saludos, Raquel.

Te comento. Yo me ocupo del correo y canijo de las entradas del blog.

Cuando llegó tu mensaje, copié el texto y lo colgé en nuestro foro interno, para que el resto de compañeros dieran el visto bueno.

El problema habrá sido que canijo, no sabiendo que había un pdf cogió ese texto y lo maquetó tal cual. Por eso son saldría la foto ni el titulo.

En cuanto al colectivo, tiene ese nombre porque se creo en Sevilla, y de salida todos eramos de aquí, pero a día de hoy la mitad son de fuera, y aunque tratamos y eventos de por aquí, no nos cerramos a temas de fuera.

Disculpa que te comente yo, pensé que cuanto antes se aclarara todo mejor, y canijo no puede responderte porque ahora está trabajando.

Ya concretas con Canijo el tema de las fotos o lo que creas adecuado.

Un abrazo. Nos leemos.

Anónimo dijo...

Bona nit Angel,

Aclarado todo, no es necesario que tu compañero aclare nada más: por mí, todo bien.
Tan solo rectificar el título del mismo: "Sevilla" y en cuanto a la foto, en este caso en concreto,no tiene tanta importancia.
Si decidís subir la que os envié hacedlo y si no, está bien así.
El buen sabor que me dejó Sevilla, a la que me gustaría volver, lo plasmé en forma de palabras que quise dejar en vuestro espacio en forma de pequeño regalo a esa ciudad que como insinúo, tiene la misma luz y aroma que Valencia y que curiosamente además, a pesar de no tener cerca la presencia del mar, no se llega a percibir su ausencia.
Si creo en Fb un album de fotos de las que tomé en ella, lo compartiré con vosotr@s.

Un abrazo
Raquel Gaspar

Canijo dijo...

Mi correo es perring255 de hotmail. pásame la foto y la cuelgo. Ponme en el correo un tema concreto para que sepa que es tuyo.

Por cierto, y sin acritud, lo que yo puse, completo, fue: "está maquetado como texto de Autor Invitado, los de las personas que no pertenecen al colectivo pero que cuelgan algo en nuestro blog. Pone que está publicado por mí porque fui yo el que me encargué de maquetarlo, programarlo y demás, como en el resto de entradas que maqueto yo, pero la autoría está abajo, como en todos, y no salgo yo." La autoría está abajo, que después de mencionar "Pone que está publicado por mí porque fui yo el que me encargué de maquetarlo, programarlo y demás, como en el resto de entradas que maqueto yo", pensé que se entendería abajo del todo, o debajo del nombre del que lo publica, como en todos, en las etiquetas, donde pone "Autores invitados". Si echas un vistazo y te fijas en los de los miembros verás que en todos pone quién lo ha hecho en la etiqueta, porque nos pareció redundante ponerlo también bajo el texto (cosa que hacíamos antes). Y si pinchas en "Autores invitados" verás que los hay con nombre debajo (los que lo ponían debajo o sobre el mismo texto y que se respetó) o sin él, sin que nadie haya pensado nunca que fueran nuestros (me refiero a los que los colgamos) ni los autores que se los quitábamos, por eso no pensé que se pudiera dar este caso; si no te aseguro que vendría el nombre al principio y al final, porque jamás me he quedado ni me quedaré con textos de nadie.

El resto de confusiones y errores se deben a que vi tu texto, entendí que eso era lo que venía en el mail que había visto algún día atrás, y aproveché un hueco que tenía para que esperaras lo menos posible, sin preguntarle al compañero nada más, por lo tanto son culpa mía por precipitarme.

Anónimo dijo...

Bon día Canijo,
Sin acritud, reiterarte que la autoría no figuraba ni a pie de texto (tal cual yo lo envié en Pdf a Angel y después de comprobado que en resto de autor@s invitados, la autoría figuraba o bien en etiqueta posterior o a pie de texto o en ambos lugares), ni en etiquetas y aún así, tan solo envié ayer a primera hora de la tarde, mail privado a Angel mostrándole mi extrañeza y del cual no supe nada hasta que por mi amiga cordobesa que vive en Sevilla hace años, escribió aquí y Angel le respondió al instante.
Yo no tuve noticia suya alguna en casi 3 horas y hasta ese momento y aunque ella escribió por iniciativa propia y sin decírmelo antes, comprendo perfectamente sus motivos: así hubiera reaccionado yo también si le hubiera ocurrido esto a un/a amig@ porque, repito sin acritud que, en el Pdf que le envié a Angel figuraba y por este riguroso orden (como verás en cuanto pueda enviártelo, junto con la foto): Título, Artículo, mi nombre y apellido, signo de Copyright seguido de mi mail y Foto editada.
Quiero ante todo aclarar que ella en ningún momento ha afirmado que haya habido intención de dolo (apropiación indebida) por vuestra parte, por lo que considero innecesario que sigas ahora, después de estar todo aclarado (y a pesar de haberle eliminado también el respetuoso, incluso simpático tercer comentario que os hizo) incidiendo sobre ese tema.
Personalmente no me preocupan en absoluto las indebidas apropiaciones puesto que, al margen que legalmente no sería posible por estar registrado lo publicado, las personas que plagian me dan en el fondo cierta pena porque evidencian con ello, una nítida carencia de creatividad, se haga en el área que sea y esto, al igual que las mentiras, suelen tener las patas muy cortas.
Y finalmente, considero excesivo el incidir tanto en esto, puesto que lo importante creo que es lo que en mi caso he percibido de vuestra ciudad y si me tomé la molestia de escribir a Angel por mi extrañeza ante el cambio de título, omisión de autoría y cambio de fotografía, no fué por afan de protagonismo alguno, sino porque respeto en alto grado cualquier trabajo que en cualquier arte se realice y soy muy cuidadosa citando siempre el o la autor/a de lo que a mis manos llega y quiero públicamente difundir.
Sería de neci@s, aplicar esta política a los demás y obviarla en mi caso, no...?
Espero y deseo que se priorice lo escrito, dejando de lado otras cuestiones colaterales.

Un saludo y... salut!
Raquel Gaspar
Valencia

Ángel Vela (palabras) dijo...

Solo aclarar, por la parte que me toca, que no se envió nada a mi correo, que miro a diario varias veces, o que incluso no hace falta porque el ordenador me avisa de las entradas. Se mandó al del colectivo, que se miraba más de cuando en cuando.

En cuando al tema de los mensaje, no tenemos moderación de comentarios, por lo que si se hubiera borrado algún mensaje constaría como mensaje eliminado.

Anónimo dijo...

Angel, solo aclarar que ayer, simplemente entré en el último mail tuyo (el único que tengo y desde el que me respondiste desde la primera vez) y respondí desde él, enviándote la petición que antes he mencionado.

Un saludo
Raquel Gaspar

* a este paso, si tuviera tiempo, escribiría un micro-relato acerca de las curiosas incidencias que se han producido en esta entrada.
En clave de humor por supuesto,porque la sonrisa es conveniente tenerla bien cogida de la mano siempre y aderezado con un ligero toque de novela negra y suspense.
;-)

Comentarios recientes

Archivos del blog