martes, 27 de abril de 2010

Desde que te fuiste, de John Cronwell

Título original: Desde que te fuiste
Título original: Since You Went Away
Año: 1944
Duración: 172 min
Director: John Cromwell
Guión: David O. Selznick (Novela: Margaret Buell Wilder)
Música: Max Steiner
Fotografía en blanco y negro: Stanley Cortez y Lee Garmes
Reparto: Claudette Colbert, Jennifer Jones, Joseph Cotten, Shirley Temple, Monty Woolley, Lionel Barrymore, Robert Walker y el perro Dick Whittington (como Soda).

Sinopsis (extraída de FilmAffinity): Mientras su marido, Tim, está luchando en la Segunda Guerra Mundial, Anne Hilton intenta superar los problemas en casa. Coge un inquilino, Coronel Smollet, para afrontar los gastos, y tiene que superar la escasez de productos y hacer los raciones durar. Pero todo esto no es nada comparado con la aventura que su hija Jane tiene con el nieto del Coronel...



El nombre que aglutina todo el proyecto es el de David O.Selznick. En 1939 produjo el que sería su mayor éxito, "Lo que el viento se llevó". Sólo un año después, con "Rebeca" hizo historia al ganar su segundo Oscar consecutivo a la mejor película. Fue el momento para darle la alternativa hollywoodiense al gran Alfred Hitchcock. Cinco años después repitió con el mismo director para filmar "Recuerda" (Spellbound). En mitad de estos títulos imprescindibles para la historia del cine se empeñó en producir una película que desgracidamente, quizás por sus connotaciones patrióticas, ha perdido algo de brillo, pero que tiene todo el buen oficio del Hollywood de la época de entre guerras.

Corría el año 1944, plena Segunda Guerra Mundial. En su afán patriótico, Selznick necesitaba encontrar una historia que hablara de la lucha del pueblo americano, más bien de las mujeres americanas, desde las barricadas de sus propios hogares. La fuente de inspiración tropezó con él en forma de novela, "Desde que te fuiste", obra de Margaret Buell Wilder. En ella se recopilan las cartas ficticias que una esposa escribe a su marido que se ha marchado al frente europeo. Aunque fue la propia autora la que escribió una adaptación para el cine, no gustó al prefeccionista productor, quen escribió el guión definitivo.

John Cromwell, autor de las posteriores "Ana y el rey de Siam", con Rex Harrison, y "Callejón sin salida", con Humphrey Bogart, dirige con mano segura a un elenco de actores que remata la aparición testimonial de Lionel Barrymore en el papel de sacerdote. Todos están perfectos, C.Colbert, J.Jones y S.Temple como la madre y las dos hijas, y por supuesto Monty Woolley en el papel del coronel Smollett inflexible que no perdona a su nieto (Robert Walker) el agravio de haber sido expulsado de la academia militar de West Point.



Gustará a aquellos que sabiendo obviar los defectos de este tipo de cine, tan condicionado por la conflagración mundial, gusten de historias sencillas o se recreen en una época que el film sabe reflejar con acierto, por lo menos el ambiente de ese tipo de familias de clase media con un familiar en el frente. Bien es cierto que las situaciones a veces son forzadamente dramáticas, pero ¿es que una guerra como aquella no lo era? La música de Max Steiner se llevó el único Oscar de la película.

Destacar con un subrayado especial la soberbia fotografía en blanco y negro de Stanley Cortez y Lee Garmes, pródiga en planos con personajes en sombras o medio sombras, cabellos iluminados mágicamente por detrás o miradas llorosas capturadas en todo su esplendor. Un verdadero disfrute. Y retrata el hogar de los Hilton haciéndolo acogedor al espectador.

En definitiva, una película a recomendar a aquellos que quieran pasar un buen rato llorando con la historia y añorando aquel tipo de cine que cuida al extremo los detalles que ya no se hace. Desgraciadamente.

0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog