domingo, 5 de diciembre de 2010

Tenebrae



Tenebrae es una antología fosca presentada por el colectivo Sevilla Escribe, cuya sinopsis reza:

El ser humano lleva contando cuentos de miedo desde siempre, quizás sea ése, el miedo, el único sentimiento inherente a toda la cultura. Como todo, el miedo tiene mil caras. Tenebrae explora esas caras con ocho relatos de temas dispares, pero que siempre, siempre, tratan del miedo, lo fosco y tenebroso. Desde el humor negro de la mejor cocina vanguardista caníbal hasta los delirios de un artista que aún cree vivir en el siglo XIX.


Así se nos presenta esta antología, que creo que merece ser leída. Sus autores han conseguido crear un libro interesante, que engancha al lector desde el primer relato. Las antologías siempre muestran una faceta diferente a una novela, pero todavía más si se trata de una compuesta por relatos de diferentes autores.

Sin extenderme más, me adentro en cada uno de ellos para daros a conocer un poco mejor esta arriesgada propuesta, pues el fosco es un género difícil de concebir, de crear y de tratar.

No se podría abrir la antología mejor que con el primer relato, Bocado de dioses, con el que el autor nos introduce en el barrio Saint Germain, en un restaurante con las más deliciosas recetas culinarias. Hasta aquí, todo bien… Y digo hasta aquí, porque en este restaurante no todo es lo que parece. Un relato satírico, con un toque de humor negro, y bien llevado.

Absenta es el segundo relato de la antología. El título es algo que se podría ya analizar. El autor nos narra la historia de un artista bohemio (en este caso un escritor) que se muda a un piso para dar rienda suelta a sus creaciones. Ahora bien, todo escritor tiene sus épocas de “bajón” literario y eso es lo que le sucede al protagonista. No obstante, tendrá un público lector que sabrá valorar perfectamente sus creaciones…

En el tercer relato se nos deja bien claro que aquello de “bueno, bonito y barato” no siempre se cumple. De este modo, en La ganga, una pareja en crisis se mudará a una urbanización en la que se toparán con una comunidad bastante extraña. Si os gustan los mitos de Cthulhu, os gustará este relato. Un ambiente opresivo, unos vecinos extraños y “algo” que convive con ellos…

El siguiente relato, La huida, nos narra la desapacible vida de un hombre a punto de separarse, sin trabajo, sin amigos, sin nada. Un hombre que se siente acosado. ¿Qué harías tú, querido lector, si notases que un sinfín de pares de ojos te vigilan? El autor, en este relato, consigue crear una atmósfera verdaderamente desasosegante, una huida frenética que terminará por explotar en el clímax.

El Insomne es un relato con una prosa soberbia, perfecta, espléndidamente cuidada. Se nota que el autor se ha tomado una gran molestia en el cuidado de la narración. Un relato que explora la psique humana, los límites del bien y del mal. Dime, lector, ¿qué harías tú si cargaras a tus espaldas una gran carga?

En cuanto a El viejo de plata, he de reconocer que es un relato que me gustó mucho. Ambientado en Sevilla, nos presenta a tres personajes: dos estudiantes universitarios y un anciano. A medida que avanza la historia, avanza también la historia de estos tres personajes, que en el fondo se hallan bastante relacionados. Los diálogos son magníficos y cuenta con un final sorprendente. Eso sí, hay que leer bastante atento para seguir el curso de la acción.

El penúltimo relato, El noctívago demacrado, nos presenta a un personaje que más de uno reconocerá (y del cual no voy a decir nada aquí, ya que la sorpresa es de lo mejor de este relato) sumido en una historia inquietante. Un relato muy trabajado, una metaliteratura empleada correctamente y un ambiente muy, muy fosco.

En último lugar (que no quiere decir eso que sea peor) tenemos El cazador de tigres. En este relato encontramos diversos guiños tanto a personajes literarios como a obras. Así, el protagonista, Dante Malvasombra, es una especie de cazador de fantasmas al que le encargan investigar en el hotel Usher (¿os recuerda esto a algo?). Unos personajes bien creados, diálogos soberbios, que contrastan con la época en el que sucede todo: el futuro.

De este modo, sus autores, Alejandro Castroguer, Miguel Cisneros Perales, Juan de Dios Garduño, Juan Díaz Olmedo, Ernesto Fernández-Weiss, Fco. Jesús Franco Díaz, Manuel Mije y Ángel Vela Rodríguez, nos deleitan con estos relatos tan diferentes y elaborados. Además, el libro cuenta con un magnífico prólogo de León Arsenal y una estupenda y fosca portada realizada por el ilustrador Manuel Nogales.

Querido lector, después de esto, ¿no deseas tener entre tus manos una antología que te hará temblar y dudar de si eso que has notado en tu nuca es sólo el viento o algo más…?

2 comentarios:

Javier Pellicer dijo...

Pues sí, me apetece un montón tener la antología. Apuntada queda. Y por cierto, magnífica portada.
Saludos h-horroríficos!!

Mrs.Yume dijo...

Eso, eso, ya sabes, a comprarlo. Jajaja

Comentarios recientes

Archivos del blog