martes, 14 de diciembre de 2010

La Guerra de la Doble Muerte (Alejandro Castroguer)


TÍTULO: La Guerra de la doble Muerte
AUTOR: Alejandro Castroguer
AÑO: 2010
EDITORIAL: Almuzara
PÁGINAS: 400
FORMATO: Tapa blanda con solapas
SINOPSIS:  
A mediados de diciembre de 2009, los primeros asesinatos de Hornachuelos saltan a los titulares de los periódicos y de los telediarios. Aunque en un principio el Gobierno lanza una cortina de humo en torno a la violencia de los ataques que rozan el canibalismo, la Crisis de la Doble Muerte estalla en toda Andalucía sin que nadie sepa responder con la suficiente rapidez.

Febrero de 2010. La crisis económica mundial apenas puede disimular la gravedad de lo ocurrido en Andalucía en el plazo del último mes. Se barajan varias hipótesis como desencadenantes de la resurrección de la carne, pero lo cierto es que el Hambre ha cundido por las 8 provincias.

La Guerra de la Doble Muerte es la historia de Judith, Salvador y Jonás, la lucha de estos tres resucitados que, habiendo perdido la práctica totalidad de sus recuerdos, se enfrentan a un mundo que no entienden y del que habrán de huir aunque desconozcan cómo y hacia dónde. Mientras tanto la propaganda desplegada por el ejército español habla de la Ciudad Negra como única posibilidad de salvación y de una supuesta cura de la enfermedad.


RESEÑA:
La novela transcurre en Andalucía, la acción comienza en Sevilla, en la estación de Santa Justa, sitiada por los resucitados o los hambrientos (así define el autor a los zombis). El primer personaje que aparece es el de Judith, una mujer que se esconde de los vivos en un piso cercano a la estación. Apenas conserva recuerdos de su otra vida, de cuando se llamaba Angélica, de profesión profesora de arte. El segundo personaje que nos sale al encuentro en la obra es el misterioso Salvador, un hombre de unos treinta y tantos años. De su vida anterior a la no-muerte sólo sabemos que es un puzzle al que le faltan casi todas las piezas. El tercer personaje en discordia es Jonás, un muchacho en silla de ruedas, le faltan las piernas. Aun después de la resurrección sigue obsesionado por los video-juegos, sobre todo por uno en concreto, y torturado por el recuerdo de una madre que se avergonzaba de él. Alrededor de estos tres hambrientos encontrarás un nutrido grupo de secundarios cuyas historias se han de entrelazar aunque en algún momento pienses todo lo contrario. La secuenciación de la historia hará encajar cada pieza en su sitio.

Nada más empezar la lectura se aprecia el estilo depurado de su autor, las metáforas y las comparaciones abundan en la obra, haciendo gala del lenguaje poético para describir escenas de canibalismo y horror, lo que no deja de ser su mayor virtud. Puedes sentir lo que sienten los personajes del libro. Incluso ponerte en su piel. Sufres con ellos, el miedo te acompaña página a página, llegas a sentir lástima por esas personas que han resucitado contra su voluntad, y que sólo ansían recordar lo que eran antes de la no-muerte.

De la mano de los tres protagonistas te sumerges en una historia que atrapa desde el primer párrafo. Cuando conoces a Judith y al resto de desdichados deseas seguir el viaje hasta el final, hasta la última página. Y cuando cierras el libro piensas: “quiero leer ya la segunda parte, y continuar el viaje con los protagonistas de la obra”.

Si buscas un libro que enganche gracias a su argumento, que tenga perfectamente delineados todos sus personajes, que los diálogos sean lo más creíble posibles, y que sobre esté BIEN escrito, no lo dudes, busca la senda de la Doble Muerte.

Para saber más del autor, Alejandro Castroguer, entra en su web: http://www.alejandrocastroguer.es/
También puedes bucear en las reseñas y noticias que giran al rededor de la novela en el blog del mismo título:

7 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

Siento impulsos contradictorios frente a este libro. Por un lado me llama la atencion que no sea el tipico de la masa de zombis, pero luego pienso que tambien me gustan las clasicas masacres y situaciones trilladas... nose... tengo que pensarmelo y rapido, que los reyes ya estan aqui

Óscar Torres dijo...

Pues yo de ti no lo dudaría, pues es precisamente ese detalle, el que lo hace diferente. Muy recomendable ;)

Félix dijo...

El libro se sale de la pelleja, yo lo llevo por la mitad y vivo racaneando aunque sea un segundo a mi ajetreo cotidiano de ser ultraliado para leer una paginita más.

Kin G. Haro dijo...

Desde luego Alejandro tiene buenos amigos... jajaja...

Me lo apunto, porque lo que mas me ha llamado la atencion es que sea Almuzara quien lo haya publicado, y teniendo en cuenta que publicaron Guerra Mundial Z no creo que hayan optado por un titulo sin mas...

Ok compro...

Para la lista de reyes va

INFECTADA X dijo...

El libro es una pasada. Personalmente, el mejor libro Z que he leído, el más aterrador, el mejor escrito y una perfecta presentación por parte de Almuzara. Sin duda, no tiene nada que envidar a Guerra mundial Z.

Alejandro Castroguer dijo...

Gracias a los amigos y compañeros de Sevilla Escribe.

Y qué decir de Macu: me sonrojas con tu comentario.

Animo a Kin G.Haro a que se atreva con la obra. Obtendrá una nueva visión de los pobres muertos vivientes.

Un saludo a todos.

Félix dijo...

Gracias a tí por el peazo libro que has escrito que, por cierto, digo yo, sin ánimo de presionar ni nada de eso, jejejeje, espero que lleves avanzada la continuación porque yo no tengo la paciencia de mi mujer que aguanta los años que quiera el del hielo y fuego ese jajaja.

Comentarios recientes

Archivos del blog