viernes, 26 de noviembre de 2010

La última cena v 2.0

―¡Qué rica carnaca! ―dijo ella―. ¿Qué es?
―Lince ―confesó.
―¿Lince? ―Sorpresa―. ¿No están en peligro de extinción?
―No, ya no. ―Sonrió perverso―. Come con tranquilidad y orgullo.
―¿Orgullo? ―relamiéndose el pico.
―Sí, claro, orgullo ―el buitre estaba eufórico ante la satisfacción de su invitada―. No todos los días puedes comerte el último ejemplar de una especie.

5 comentarios:

Gincrispi dijo...

Sentí lo mismo cuando me comí el último Dodo.


Saludos.

Jagher1980 dijo...

Me gusta, es perverso !

Que tal ese Dodo?

Gincrispi dijo...

¿El Dodo? Al ajillo, y exquisito.

Félix dijo...

Hmmmm lo del Dodo tiene que ser muy sabroso.

Gracias por leer.

Arruillo dijo...

Triste realidad la que se refleja en esta fantasía.
Saludos

Comentarios recientes

Archivos del blog