lunes, 18 de febrero de 2013

El bromista

Luis Sánchez, causante del atentado que hizo que lo de Hipercor se quedara en nada, alegó que no era más que una broma. Jamás pensó que decir por megafonía que regalarían treinta Play Statión a los primeros que fueran a recogerlas se saldaría con tantos muertos y heridos.

0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog