martes, 16 de marzo de 2010

La guarida del gusano blanco, de Bram Stoker



TÍTULO: La guarida del gusano blanco

TÍTULO ORIGINAL: Lair of the White Worm

AUTOR: Bram Stoker

AÑO: 1911

PÁGINAS: 254

FORMATO: Tapa blanda


SINOPSIS: ¿Cuál es la secreta naturaleza de Lady Arabella March? ¿Qué horrores esconde el subsuelo de la mansión donde habita la noble dama?
El regreso del inquietante Edgar Caswall a la tierra de sus antepasados desata fuerzas ancestrales que ponen en peligro a todos los habitantes de la región. Sólo el joven Adam Salton, que acude desde la lejana Australia a la llamada urgente de su tío abuelo, tiene suficiente arrojo e inteligencia para enfrentarse al maligno monstruo -el gusano blanco- surgido de las profundidades más tenebrosas.



La guarida del gusano blanco es la última novela del autor irlandés Bram Stoker, publicada en 1911, un año antes de su muerte.

Según afirma su biógrafo, Harry Ludlam, hay un profundo misterio entre las líneas de esta obra, y es el misterio del espíritu del hombre que la escribió. Stoker, cuando escribía esta, su última novela, estaba ya siendo consumido por la enfermedad que le llevaría a la muerte, la sífilis, la cual le obligaba a tomar medicación contra los dolores, y además estaba sumido en una profunda crisis económica que ya duraba varios años, dos hechos que probablemente influyeron en el desarrollo de la novela.

La novela está compuesta por 28 capítulos. Se compone además de varias subtramas que se entrelazan continuamente, cada una protagonizada por uno de los personajes, confluyendo todas ellas poco a poco en la escena final. Como en otras novelas de Stoker, todo acaba confluyendo en la lucha entre el bien y el mal, representando el bien Adam, Sir Nathaniel y Mimi, y el mal Edgard Casswall, Lady Arabella y Oolanga.


La única adaptación cinematográfica de la novela hasta el momento se estrenó en 1988 dirigida por Ken Russell y protagonizada por Amanda Donohoe y Hugh Grant. En España tomó el título de La guarida del gusano blanco.

Las críticas que había leído sobre este libro no eran demasiado alentadoras, pero aún así me decidí a leerlo.
La obra no deja de ser una novela escrita en 1911 y claro tampoco se puede esperar lo mismo que esperas de una novela actual. Tiene los tópicos de la época, además de que se centra demasiado en la típica lucha del bien contra el mal.
Es una novela que se lee con facilidad, no tiene una trama demasiado complicada y además no tiene muchas páginas.

A su favor, un toque lovecraftiano de lo más interesante en algunos de sus personajes, sobre todo en el de Lady Arabella. Lo más interesante de la obra es el tema misterioso del Gusano Blanco.

Recomendable por su rareza y por ser la última novela del GRAN Bram Stoker.

2 comentarios:

Canijo dijo...

Puede estar interesante, aunque por lo que dices se debe parecer en ciertos aspectos a Drácula, y esa novela, aunque me gustó, me resultó pelín pesada por sus lastres decimonónicos.

Ángel Vela (palabras) dijo...

yo es la segunda buena critica que le escucho aunque el otro tipo no era de fiar, ejejeej

Comentarios recientes

Archivos del blog