jueves, 4 de marzo de 2010

El bufón de la corte

Pues aquí vengo para hablaros de la que es una de mis comedias favoritas, quizás de mis dos favoritas, y mi favorita absoluta si nos dejamos llevar por la nostalgia. Una de esas peliculas que para mí no ha perdido con el tiempo y que no me canso de ver. Una joya. Ya no se hacen comedias así. Repleta de humor desde que empieza hasta que termina y llena de situaciones disparatas y enredos elevados a la enesima potencia. Cuenta con un reparto espectacular y un guión no menos espectacular, y bueno con canciones, que tal vez no sean del gusto de todos, pero que yo en este tipo de peliculas agradezco. En cualquier caso se trata de Danny Kaye. Un actor que más allá de sus mil muecas, y esa verborrea últrarapida y delirante, tenía una voz armoniosa y que, junto con todo él, destilaba una dulzura infinita. Un actor que desde niño me caló en lo más hondo. Si puede que su excesiva candidez haga que a algunos pueda echarle para atrás.


Ah, por cierto, atención al video de abajo (colgé ese porque todos estaban en ingles y para este no hacía falta el idioma), la justa a espada más delirante que se pueda ver. Y atención especial por el minuto cuatro, impagable.

Año de producción:
1955
País:
EE.UU.
Dirección:
Melvin Frank, Norman Panama
Intérpretes:
Danny Kaye, Glynis Johns, Angela Lansbury, Basil Rathbone, Cecil Parker, Mildred Natwick, Robert Middleton, Michael Pate
Guión:
Norman Panama, Melvin Frank
Música:
Vic Schoen, Walter Scharf, Van Cleave
Fotografía:
Ray June
Duración: 101 min.
Género:
Aventuras, Comedia

Sinopsis: En la Inglaterra medieval un rey ha accedido ilegítimamente al trono, deshaciéndose de todos los miembros de la familia real. Pero un descendiente ha sobrevivido, un bebé con la marca real, la “Pimpinela Púrpura” y ahora es custodiado por una banda dirigida por el Zorro Negro que se oculta en los bosques y tiene el propósito de restituir la corona a su legítimo heredero.Hawkins (Danny Kaye) es uno de los hombres del Zorro Negro (es quien cuida al niño) y debe infiltrarse en la corte para desbaratar los planes de los usurpadores al trono. Para esto, se hace pasar por Giacomo, un bufón que se dirige al palacio y a quien debe suplantar, pero las cosas se pondrán complicadas ya que ese Giacomo no era un simple bufón, sino un asesino contratado por Sir Ravenhurst (Basil Rathbone) quien también tiene aspiraciones hacia la corona y no se detendrá asesinando a todo el que se le interponga. Hawkins se abrirá paso mezclando torpeza y azar en una de las mas memorables comedias que ha producido Hollywood.

5 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Espléndido, realamente espléndido.

Alejandro Castroguer dijo...

Hilarante, todavía me la debo. Es que hay tantas cosas que ver y leer...

Ángel Vela (palabras) dijo...

La verdad es que si, una maravilla. A ver si me animo a rescatar otras pelis suyas, que hacer hizo muchas y muy buenas.

Alejandro, si no me pillaras tan lejos, no te librabas de quedar una noche a la semana para ver pelis ;)

carlos de la parra dijo...

Apoteósico.Ver éstos cortos me ha resucitado un maravilloso recuerdo de una película de Danny Kaye,donde hasta bailaba ruso por huir de alguien,y recuerdo me hacía reír hasta un histérico llanto por tanta gracia.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Si no me equivoco hablas de: "el inspector general" otra muy interesante pelicula de este actor.

La verdad es que tiene muchas, muy buenas, aunque muchas tiraban más al lado tierno y tenían poco de humor.

Por citar otra muy buena,y así recomiendo de camino el libro, que pese a no tener demasiado que ver con la peli esta muy bien. Está: "La vida secreta de Walter Mitty", aunque esta no la veo hace mucho, y no sé si habrá perddo con los años.

A ver si en unos días vuelvo con la arqueología cinematografica y rescato alguna que otra joyita.

Contento de saber que mi entrada te despertó la nostalgia, Carlos.

Nos leemos.

Comentarios recientes

Archivos del blog