viernes, 19 de junio de 2009

El mirador del cielo

Como cada sábado, te espero en el banco donde nos sentamos a merendar desde el día en que nos conocimos. “El mirador del cielo” como terminamos llamándolo.

He traído los dulces que te gustan. ¿Por qué no vienes?

Mientras sigo esperando, ya bien entrada la noche, un hombre de mediana edad se aproxima, mirándome con una extraña expresión de tranquilidad y enfado.


−¿Qué haces aquí? −pregunta como si me conociera.

−Espero a mi señora, quedamos para comer pasteles.


Al oírme sus ojos se llenan de lágrimas. Me cuenta que moriste hace años. Me pide que no vuelva a esperarte.




4 comentarios:

Nogales dijo...

Me parece un relato muy bonito, como ya te dije.

Chao.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Gracias Nogales por dejar constancia por aquí ;)

Morti dijo...

Esto... ¿te ha pasado Guy algo de peyote? No termino de pillarlo o quizas no quiero terminar de pillarlo. Quizas la noche me transtorne. Un abrazo

Ángel Vela (palabras) dijo...

Rafa, si no entiendes esto ve al medico y que te lo mire. Dificilmente podrías ser más simple.

Como no dejes las drogas, acabaras mal, ejejej

Un abrazo, mamón

Comentarios recientes

Archivos del blog