jueves, 2 de abril de 2009

Te conozco

No importará lo que intentes, algunas verdades salen siempre a la luz. Y por más que trates de esconder sentimientos, tu corazón siempre será el fiel delator al que no supiste enseñar a mentirme.




Autor: Ángel Vela (palabras)

Correo Electronico: lanaiel(arroba)hotmail.com

4 comentarios:

Sharly dijo...

Breve e intimista texto, aunque no es el corazón el que no sabe mentir. Los que no saben mentir son los ojos. ;)

Ángel Vela (palabras) dijo...

Tu siempre protestando, ejejeje.

Es un rollo más generalizado, y en base a gente entrenada para que no le mientan, va más allá Sharly, es, es, otro rollo, ejejejeje

Un abrazo, coleguilla.

Canijo dijo...

No sé, no queda mal la cita en sí, pero al tener que interpretarse en base a un aspecto de una novela de fantasía medieval (el asunto de la gente entrenada tipo Bene Gesserit), tampoco termina de ser un aforismo per se, y así aislado y desvinculado de su contexto real resulta un poco vacío.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Saludetes, Canijo.

Cierto es que puede perderse algo al desvincularse de la novela, pero es lo que pretendía, ejejejej.

Estoy de coña, tu sabes de que va el tema ;)

Ya en serio. Me dio la impresión de que de forma independiente podía tener su significado, más allá de entrenaientos y demás.

Un pasaje que podría ponerse en boca de un marido, un padre o alguien que tenga un vinculo fuerte con otra persona.

A mí a priori me cuadra, pero no sé como se verá desde fuera.

Un abrazo, Canijo. Nos leemos.

Comentarios recientes

Archivos del blog