sábado, 1 de noviembre de 2008

La caída del último dictador



Sobre tu vientre estarás llamado a arrastrarte. A cargar, como en su día hubo de hacer el nazareno con la cruz, con esa pesada concha; representación de pecados y faltas, durante el resto de esta vida.

Larga es la cadena de crueldades que forjaste en vida; y por ende, largo será el ciclo de míseras existencias que te tocará vivir. Sólo comparable al de los monstruos que te precedieron.

¡Culpable de millones de muertes! ¡De que se vertieran ríos de lágrimas!

Pese a saber que te hallas tan lejos de entender mis palabras, como de imaginar la crudeza del destino que te espera, necesitaba decírtelo.

Autor: Ángel (palabras)

Correo: lanaiel(arroba)hotmail.com

Novela blog: http://angelpalabras.blogspot.com/

4 comentarios:

Canijo dijo...

¡Ése Tibu! Joder, este texto me trae a la memoria esos primeros pasos de Sevilla Escribe, esas primeras reuniones a tres bandas, los ejercicios, la idea de hacer un blog y un foro,las primeras participaciones conjuntas en concursos... Realmente de eso no hace tanto, pero ya son recuerdos de los que se tiene nostalgia...

Nogales dijo...

Ese Tibu, cuanto tiempo...

Bueno decirte que me ha gustado este pequeño relato sobre esa pequeña personita que tanto se odia. Ojalá se hubiese reencarnado un un burgajo como dices en tu relato, se merecería eso o algo peor ese (como nosotros decimos) marÍkona-pherrra, ja, ja, ja, ja, ja.

Eeeee, nos vemos mañana.

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Para canijo:

Totalmente de acuerdo. Y muchos más que vendran ;)

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Para Nogales:

Buenas colegila.

Pues si la verdad es que en casos como esto se llega ha desear todo lo malo.

Un abrazo, nos leemos ;)

Comentarios recientes

Archivos del blog