sábado, 15 de noviembre de 2008

Josef Winkler recibió el Premio Büchner, el máximo galardón en lengua alemana

El pasado 1 de noviembre, el escritor austriaco Josef Winkler recibió el Premio Georg Büchner, el máximo galardón de las letras alemanas, concedido anualmente por la Academia de la Lengua y Poesía Alemana. Los miembros del jurado han destacado a la hora de concederle el premio “su reacción a las catástrofes de su niñez pueblerina y católica con libros cuya obsesión apremiante es única”.

Josef Winkler nació en 1953 en Kamering, un pueblecito de Carintia, al sur de Austria, que quedó devastado por un incendio y se reconstruyó en forma de cruz. Vástago de una familia de granjeros en esta localidad de apenas un par de centenares de habitantes, trabajó en una lechería, en una editorial y visitó la escuela nocturna para continuar su educación, mientras en paralelo empezaba a escribir.

Su primera novela, Hijo del hombre (1979), en la que relata la historia de dos jóvenes homosexuales enamorados a los que la presión social termina llevando al suicidio, obtuvo el suficiente éxito como para permitirle dedicarse íntegramente a la escritura a partir de 1982.

Desde entonces ha sido el autor de una ingente y drástica obra, de profundo sello autobiográfico, que le ha valido ser ampliamente reconocido y galardonado con diversos premios como el Alfred Döblin o el Bettina von Arnim.

En España, Galaxia Gutemberg ha publicado algunas novelas de Winkler como Natura morta, Cuando llegue la hora y El cementerio de las naranjas.

0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog