viernes, 22 de agosto de 2008

Esas palabras


Allí estabas tú, durmiendo plácidamente, con tu largo y oscuro cabello, dispersado por la almohada, sobre la que posas tus sueños de princesa que quedaron atrás. Esbozo una sonrisa; has cambiado tanto desde que me fui. Ya tienes trabajo fijo, aprendiste bien cómo defender tus ideales, y te levantaste sola en cada caída; cómo dolía.

Tu recuerdo, tan nítido como el presente, contrasta notablemente con lo que ahora ven mis ojos, desde la ventana que, como antaño, dejas abierta al anochecer. La habitación solo estaba iluminada por el leve brillo de las estrellas que se escapaban del cielo para contemplarte. Todo, igual que ayer.

Sé cuántas veces le gritaste a la Luna mi nombre, preguntando una y otra vez el porqué de mi partida. Mas ésta, no respondía. Yo he estado allí, en cada caída, rasguño, lamento, he estado allí; mi mano siempre estuvo atenta para ofrecerte mi ayuda... Y nunca me viste. Soy yo, no la luna, la que vela cada noche tu sueño y escucha cada lágrima que mana de tus lindos ojos. Soy yo, no la luna, la que aguarda paciente para escuchar de tu dulce voz y oculta tus secretos...

Parece mentira, cómo el tiempo hace preso al momento. Me cuesta creer que ya no eres tú aquella niña curiosa que pedía impaciente su pastel favorito, sentada en la silla que presidía la mesa del comedor. Has crecido, tu vida ha seguido su curso, y hasta ahora, no me percaté de ello. Anhelo tu risa juguetona, y tus labios formando esas palabras que ya no oiré más de tu voz, pues ya no eres tú, sino ella, la que te dice a diario: Te quiero, mamá.


Autora: María Beltrán Catalán (LadyLuna)
Blog personal: http://sf-silence.blogspot.com

7 comentarios:

LadyLuna dijo...

Es el texto con el que inauguré mi blog, en mayo del año pasado (2007). A mi no deja de gustarme, pero al seguir escribiendo ya no leen los escritos anteriores, y me gustaría saber qué opinan ustedes;)
Gracias^^

weiss dijo...

Mmm... pues me resulta muy emotivo. Y muy curioso: es como un manifiesto por la independencia de una persona que deja de ser una niña para convertirse en otra cosa (en "ella", vaya) a ojos de mamá, pero escrito por mamá, claro, no por ella. Se intuye lo autobiográfico (aunque esa sensación, la de dejar de ser fundamentalmente "hijo", es universal), si bien contemplas la cuestión desde el lado opuesto. Como ejercicio de transfiguración de personalidades te ha quedado muy bien, muy convincente. Mis felicitaciones :)

Canijo dijo...

Muy emotivo, Lady, y de muy buena factura. Eso sí, creo que lo he entendido de otra forma que Ernesto, como que es el espíritu de la madre (ya abuela), muerta cuando la niña era más o menos joven y que siempre ha estado cerca como una especie de presencia protectora, la que hace balance de cómo ha pasado el tiempo por la vida de su hija que ha dejado de serlo para convertirse a su vez en madre, y la pérdida que para ella supone eso.

Canijo dijo...

Por cierto, no os olvidéis del texto de Fran, que con el rollo de haberle colgado un par de cosas encima se está quedando un poco atrás sin que nadie le eche un vistazo.

LadyLuna dijo...

Gracias a ambos^^

Mmm... Digamos que cuando lo escribi, mi intención era más la que dice Canijo, aunque, como es mi estilo, dejando cabos sueltos, partes incompletas para que el lector lo haga suyo y lo entienda como lo quiera entender, como en este caso lo ha hecho Weiss, jeje.
En su momento también cada uno lo entendió a su manera jeje.

Mmm... Siento tener que llamaros por vuestros apodos, pero soy bastante mala para los nombres ^^U

¡Gracias de nuevo!

Ahora me iré al escrito de Fran;)

vitolink dijo...

Como siempre, ladyluna: sabes tocar la fibra sensible del lector. Me sumo a todo lo bueno dicho ya: emotivo, muy emotivo.

La perspectiva espectral me recordó los juegos de uno de los Grandes Maestres del Cuento: Javier Marías en su "Cuando fuí mortal". Es fenomenal encontrar ecos de los referentes del oficio de contar historias.

Un saludo y nos seguimos blogueando!

LadyLuna dijo...

Como siempre, gracias, Vitolink. Comentarios así animan a seguir escribiendo;)
Saludos y nos leemos!

Comentarios recientes

Archivos del blog