lunes, 9 de mayo de 2011

Reseña: Las tierras de Meed, de Carlos González Sosa

La trilogía de Las tierras de Meed está compuesta por los siguientes volúmenes:

I. La conquista de Oxit
II. Ylioran
III. Cenizas




La sinopsis del primer volumen dice así:

"Los tambores de guerra suenan en la lejanía con su amenazador canto. Las huestes de orcos, trolls y crueles mercenarios avanzan sin cesar, sembrando el terror a su paso. Nadie podría imaginar que en las Montañas de los Doce Túnelesse escondía un mal tan terrible y poderoso, encarnado ahora en la despiadada Señora de las Minas, que tratará de someter las ricas Tierras de Meed bajo el yugo de su espada. Muerte o esclavitud son las únicas opciones ante tal amenaza, pero un joven humano, un elfo exiliado y un misterioso mago harán todo lo posible por defender su hogar del peligro que les acecha. Sólo con la ayuda de los aguerridos enanos y de las valerosasÓrdenes de Caballería se podrá hacer frente a tan sanguinario enemigo, sin embargo todos ellos habitan en las lejanas tierras del sur y el tiempo apremia..."

El párrafo anterior te pone a penas la miel en los labios, pues este volumen encierra mucho, mucho más. El ritmo te atrapa al inicio y no te suelta. He de decir que me alegra que la trilogía esté terminada puesto que he podido leer un volumen detrás de otro sin interrupciones, detalle que se agradece.
La conquista de Oxit no es solamente un tomo de presentación de personajes, ya se entrevé algo de la que será la trama principal, y te va arrastrando a través de un precioso mundo épico hasta el final. Si en este caso la narración es algo ingenua, por ser la primera obra de Carlos González Sosa, te va a sorprender la evolución de la trilogía en todos los sentidos narrativos posibles.


Sinopsis del segundo volumen:

"Oxit ha sido conquistado. Los ejércitos de la señora de las minas se han mostrado inquebrantables. Los pueblos vencidos se han visto obligados a huir a Ýlioran en busca de aliados. Todo parece perdido. Sin embargo, en las entrañas de uno de los barcos que cruzan el ancho mar, Taisha descubre algo trascendental: Af-laesh, el heredero de la Corona de Plata, aún vive.
Un fino haz de luz se filtra entre la densa oscuridad que se ha cernido sobre Meed, pues renace la esperanza. ¿Volverá a ver sus bosques el rey de los
Elfos Dorados? ¿Podrán esta vez los pueblos aliados frenar el devastador avance de las fuerzas del norte? ¿Conseguirá el destino cruzar los caminos de Nais y Noak?"

Puedo decir que si el libro anterior te gustó, este te va a entusiasmar. El ritmo es más regular, in crescendo continuamente, los personajes terminan casi de completarse, la trama es ahora protagonista sublime. Batallas de la talla de Tolkien y ambientaciones cada vez más logradas. Nais y Noak ya no son los únicos protagonistas, Af-laesh toma posiciones junto a otros personajes igual de entrañables.

He de decir que en este segundo libro ya dejé de tener ningún tipo de escapatoria, sólo me quedaba seguir leyendo sintiéndome un personaje más de el maravilloso mundo que se comienza a adivinar. Es ahora cuando Carlos, el autor, llega verdaderamente al lector. Las páginas pasan con ligereza, se cruza la puerta del papel y pasas a formar parte de todo lo que se va sucediendo.


Finalmente la sinopsis del último volumen dice así:

"La Señora de las Minas ha conocido su primera derrota. La alianza de las razas ha logrado repeler su ataque y aniquilar a sus huestes.
Pero nada es lo que parece: el fracaso siempre había formado parte de los planes del dios Taor. Ahora, sus ejércitos son más poderosos que nunca, porque nada es tan difícil como matar a un ser que no tiene vida...
Sin embargo, los caprichos del destino han llevado a Nais a las mazmorras de Noak. Una atracción obsesiva ha asaltado los sentimientos de la mujer. ¿Logrará el joven humano burlar a la muerte? ¿Conseguirá cambiar el curso de la historia?
El sol se funde con el mar en el lejano horizonte. La oscuridad amenaza con anegar las ricas Tierras de Meed. Las sombras han llegado... para quedarse."

Voy a añadir que las ilustraciones son increíbles, quizás la que menos me ha gustado ha sido la primera de todas; pero justamente por eso la trilogía tiene todavía más mérito pues es una evolución, como dije antes, en todos los sentidos: narrativo, ilustrativo, a nivel de trama y trasfondo, etc.

Este tercer tomo, como no podía ser de otra manera, es mi favorito. Carlos se ha hecho totalmente conmigo, y nos regala un final inesperado, original, y resolutivo. Mi más sincero agradecimiento al autor, porque a mitad de "Cenizas" pensé que no iba a poder salir airoso de ninguna de las maneras. Y sin embargo, lo consigue, desde mi punto de vista no sólo lo consigue sino que lo borda. Te das cuenta en seguida de que el autor acaba de imponerse, su narración no sólo ha mejorado sino que te sorprende la gracia y el estilo que ha adquirido. El género fantástico ya es suyo, ahora todo lo que escriba pasará directamente de su pantalla a los sueños. Es lo que ocurre con los buenos autores del género, que te olvidas de leer y empiezas a vivir la aventura como uno más de los personajes.

El conjunto de los tres tomos no puede ser mejor. Un autor nuevo del género, que transmite extraordinariamente. Una historia original, épica, de aventuras... lo tiene todo. La verdad es que siento que no puedo ser objetiva, ya que una de las cosas que más me gustan de la trilogía es justamente el vivir no sólo la evolución de la trama y los personajes sino la calidad narrativa del autor.

A ver con qué nuevas aventuras nos encontramos próximamente.



Un saludo,

0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog