viernes, 18 de septiembre de 2009

El bosque





EL BOSQUE DE LOS GUSANOS DE FUEGO.

Nogalvill era la única población cercana al bosque, desde que tengo conciencia ningún visitante se ha acercado por aquí. Viajeros o Mercaderes, todos toman otras rutas que evitan acercarse al Bosque de los espíritus de la noche.Durante el día nuestro Bosque se parece a cualquier otro; aves, ciervos, osos, incluso una pequeña manada de lobos viven y se enseñorean de él. Cuando oscurece, todo cambia ante nuestros ojos. Algunos árboles tienen extraños muñones, bultos incomprensibles que cuando llega la oscuridad comienzan a brillar con luz propia. Los viajeros y los creyentes creen que son los espíritus de la noche, afirman que acercarte a ellos equivale a morir.Una tras otra las poblaciones que rodeaba la floresta fueron abandonadas, cada vez menos viajeros se aventuraban por allí. Finalmente, sólo quedamos nosotros, sólo nosotros sabemos la verdad.Las excrecencias son en realidad los nidos de los gusanos de fuego, unos animales que por la noche brillan como las luciernagas para atraer su comida y que son completamente inofensivos.
Podríamos contar la verdad, podríamos tranquilizar las almas de los creyentes, pero es tan agradable tener el bosque para nosotros sólos.

3 comentarios:

vitolink dijo...

Es agradable volverse a pasar por aquí y disfrutar de una buena y divertida historia, así como de una de las fantásticas ilustraciones de Nogales.

Un abrazo a todos!

Sharly dijo...

Gracias vito, en mi nombre y en el de Nogales. ;)

Nogales dijo...

Un abrazo a ti también Vito.

Comentarios recientes

Archivos del blog