miércoles, 15 de octubre de 2008

Crónica de la Hispacón 2008: Indalcón

Una breve epopeya literaria vivida por una expedición de protoescritores de Ociojoven...


La Hispacón es un encuentro de literatura fantástica, de ciencia ficción y de terror que se desarrolla a lo largo de un fin de semana largo (en este caso desde el jueves 25 de septiembre hasta el domingo 28) bajo los auspicios de la AEFCFyT. La sede del 2008 ha sido Almería, y se ha articulado en torno a tres locales (el salón de actos de la Biblioteca Villaespesa, el salón de conferencias de la Consejería de Igualdad y una salita del Instituto de la Juventud) y un patio andaluz muy bonito en el que se situaron los stands de las distintas editoriales que tuvieron a bien participar.

Aunque la afluencia no fue masiva y el evento no había sido lo suficientemente publicitado en la ciudad, o quizás gracias a ello, el ambiente fue muy participativo y la experiencia muy enriquecedora. El objetivo primario, servir de punto de encuentro a aficionados y profesionales del gremio, se cubrió con creces, y los cuatro expedicionarios (Nachob, PedroEscudero, Solharis y el aquí firmante), más los que nos fuimos encontrando por los distintos actos (weissnicht, palabras, dStrangis y tantos otros) nos quedamos con ganas de repetir.

Los actos fueron variados y muy amenos, y la sombra de la ausencia de José Carlos Somoza, el autor estrella, pronto quedó disipada. Como las distintas conferencias y charlas se solapaban en las tres sedes, comentaré únicamente las que pudimos presenciar (aunque me duela dejarme en el tintero alguna).

Jueves 25

Llegamos francamente tarde después de pillar una helada en Despeñaperros y varias tormentas protoapocalípticas y de extraviarnos en el camino desde el hotel a la biblioteca (Almería es misteriosamente laberítinca, aunque no lo parece), así que la jornada transcurrió, básicamente, en discusiones literarias extraoficiales y disfrutando de poner cara a personas con las que teníamos mucho contacto pero a las que nunca habíamos estrechado la mano.

Para cuando localizamos la biblioteca, la mesa redonda sobre el estado actual de la Ciencia Ficción

Al cierre, seguimos el intercambio en un entorno más informal: un bar de tapeo cercano a la biblioteca en el que parecíamos ser más numerosos y más participativos -si cabe- que dentro. Fue la ocasión para ir saludando a más gente y sorprenderse identificando a los que conocíamos sólo por email. El pulpo y la cerveza se instauraron como dieta oficial desde este momento.
estaba de lo más animado. La impresión que tuve, al salir de la misma, es que la espada de Damocles sigue suspendida sobre el género pero se niega a caer para darle el golpe de gracia. Después de años y años vaticinando el fin, no parece que estemos más cerca de alcanzarlo y siguen apareciendo propuestas interesantes, como veríamos a lo largo de las conferencias. Lo que no quita para que sea un tema muy entretenido para abrir boca...

Viernes 26

En sustitución de Somoza, acabé dando una conferencia sobre el libro de plástico (¿ciencia ficción en el mundo editorial?) con más asistentes de los que hubiera esperado -quizás porque alguno me confundió con el célebre autor-. Pedro Escudero me hizo el honor de presentar el acto y, tras una presentación del invento en cuestión, entramos en una dinámica de preguntas y comentarios muy interesante. El público se mostró muy participativo y aportó reflexiones muy acertadas, y a mí se me quitó -en gran parte- el miedo escénico. Quedó la conclusión de que el libro de plástico tiene su interés y su nicho de mercado -o utilidad práctica- incluso dentro de advenimiento de los lectores digitales.

De aquí nos fuimos a la apasionante conferencia “La Ciencia Ficción Dura / Hard”, impartida por Sergio Mars. Con una presentación muy cuidada apoyada con un proyector y un claro entusiasmo por el tema, el autor de “El rayo verde en el ocaso” nos dio un repaso histórico de este subgénero hasta llevarnos a la problemática actual planteada por la singularidad (el momento en el que una inteligencia, artificial o biológica, supere a la humana, dejando obsoletas incluso nuestras extrapolaciones). Este momento de la charla, junto con la previa exposición sobre el ascensor espacial, fueron los que más entusiastas reacciones suscitaron (a favor y en contra), y encendieron un debate muy enriquecedor sobre el tema.

Tras la pausa -por llamarlo de algún modo, porque seguimos hablando de lo mismo- para comer, volvimos al ruedo, esta vez a una ronda de presentaciones. Cabe resaltar, a título personal, que ni estuve ni impartí la conferencia de “Contaminados por las 1001 Noches” (no soy José Miguel Vilar, una persona encantadora que conocería esa noche, el autor de “Los navegantes”), aunque sí que me felicitaron por la misma. Transmito la felicitación a Miguel, que se lo merece más que yo, sin duda.

Nosotros estábamos en la presentación de “El teatro secreto”, de Víctor Conde, publicado por Editorial Parnaso. Ahora todavía me pena más que no pudiera venir el autor, pues me hubiera gustado tener su autógrafo en la novela, que me ha amenizado muchísimo el viaje de vuelta. Ya me extenderé más en la reseña, pero os adelanto que se trata de una original y magnífica historia de fantasía oscura ambientada en un Londres atemporal, y que recupera con mucho acierto ese poso siniestro que adivinamos en muchas historias clásicas infantiles.

Tras la misma, subimos a presentar “13 Leyendas Urbanas”, el último proyecto de El Círculo de Escritores Errantes publicado por Mandrágora. Elrikes (Jordi Bonet) abrió el acto poniendo el marco a lo que son y significan las leyendas urbanas, uno de los modos narrativos más interesantes de nuestra realidad, y después tomamos el relevo weissnicht (Ernesto Fernández) y yo mismo olvidándonos por el camino del guión. El ambiente de la presentación fue muy distendido y el libro está teniendo buena acogida, así que contentos nos fuimos.

A continuación, tuvimos la presentación de La luz del diablo, de Roberto Malo. La introducción corrió a cargo de David Jasso y el show (no se puede llamar de otra forma) vino de la mano del propio autor. Fue otro de los libros que me amenizó el viaje de vuelta, y no ahondo en el mismo porque ya tenéis la reseña pinchando aquí.

Y como cierre, el equipo de Editorial Hegemón nos presentó “El Abismo en el Espejo”, otra obra prometedora que tengo en la pila de pendientes. De nuevo se puso de manifiesto que la fantasía y la temática oscura están en buena forma y que el mercado nacional tiene mucho que decir. Mi enhorabuena a los que se lían la manta a la cabeza y apuestan por el mismo, como esta nueva editorial zaragozana que, además, nos anunció el inminente lanzamiento de una novela de David Jasso, el autor de “La silla”.

Tras una cena a base de pizza, cerveza, limoncello y anécdotas de lo más variopinto en la que tuve la oportunidad de conocer a dStrangis (David Prieto, autor de “Urnas de Jade”, cuya segunda parte está en camino, según pude enterarme), nos dedicamos a cultivar el arte de la narrativa oral en todas sus vertientes. Creo que nadie lo grabó... por suerte.

Sábado 27

Con ánimos renovados tras un sueño reparador, nos juntamos con los rezagados que venían únicamente para el fin de semana. Tras una breve preparación con Santiago Eximeno y Pili B. en una cafetería, subí de nuevo al estrado, esta vez para hablar de “El futuro de las publicaciones digitales”. Con el formato de mesa redonda y un tema tan apasionante, no es de extrañar que pronto estuviéramos conversando con el público, que era bastante numeroso. Se habló mucho de las posibilidades técnicas actuales y de los nuevos soportes tecnológicos, pero creo que se prestó más atención todavía al lado personal de esta evolución: qué supone publicar en formato digital, qué relación impone esto entre autor, lector y editor, cómo la acogemos, cómo regularla, qué posibilidades se abren... un etcétera tan largo que necesitaríamos varios artículos para abordarlo. La impresión que me quedó es que hay mucha gente con muchos conocimientos al respecto y la capacidad para expresarlos, y eso es algo que ya va muy unido a la propia naturaleza del soporte digital. Sin duda, la cultura se expande sin esperar a nadie.

La Asociación Cultural Xatafi (yo los conocía como Grupo Xatafi) aportó a continuación su punto de vista sobre la actualidad de la literatura de género y nos puso al día de varios proyectos que llevan en marcha y que esperan que sigan creciendo. El éxito de la revista Hélice, la continuidad del premio Xatafi Cyberdark, las jornadas en la Complutense o la recuperación de la antología Paura son magníficas noticias que nos trae este colectivo con sus esfuerzos. Esperemos que sigan en esta línea y que se una más gente a su carro.

Terminando la mañana, la escritora Pilar Pedraza nos brindó una amena presentación en la que explicó algunas claves del fenómeno del muerto viviente, vuelto a la vida o mal muerto, como decía ella, que sin duda fueron de mucho interés para los aficionados al género. Su gran cultura se conjugó con una buena química con el público y su accesibilidad, haciendo de la charla una de las más entretenidas de las jornadas. A mí me sedujo totalmente el trasfondo de “La perra de Alejandría” -entre otras obras de las que habló- y espero poder reseñaros algo dentro de poco.

Después de la ya clásica pausa para comer, nos metimos en las presentaciones de Historias Asombrosas y la revista Scifi, donde trabaja nuestro compañero manheor, y, finalmente, entramos en la mesa redonda “El Futuro del Género de Terror”, animada y moderada por Nocte, la Asociación Española de Escritores de Terror. Fue la guinda perfecta a unas jornadas en las que se habló mucho de literatura y donde se fomentaron intercambios de lo más interesante: nueve escritores de terror aportando sus distintos puntos de vista sobre la actualidad, el pasado y el futuro próximo del género fueron un buen estimulante para seguir indagando en lo que se escribe y se ha escrito.

Esa noche, antes de la cena de gala, nos juntamos en la tasca de al lado de la biblioteca una buena colección de amantes de la literatura y ya la conversación y la animación no decayeron hasta bien entrada la noche. Consecuencia directa de ello es que intentara asistir a la conferencia “El peligro amarillo y la amenaza roja en los cómics norteamericanos” aun estando ésta cancelada. Ya al día siguiente marchamos pronto de vuelta para Madrid, y de ahí a París y a Metz, con la mochila cargada de buena lectura y muchas ganas de repetir.

De la Hispacón queda este magnífico recuerdo de encuentro entre gentes que comparten una misma afición desde enfoques muy distintos y ganas de repetir. De telón de fondo, mesas redondas, charlas, conferencias y presentaciones de gran calidad y algunas exposiciones y homenajes que siempre enriquecen al asistente. Espero que nos veamos en la siguiente.

Desde aquí quiero agradecer a la organización el habernos brindado este espacio a costa de mucho trabajo e ilusión. No ha caído en saco roto. Gracias.




Originalmente publicado en Ociojoven (http://www.ociojoven.com/article/articleview/995300/1/247/)


Autor: Juan Ángel Laguna Edroso (Akhul)

2 comentarios:

palabras (Novela Blog) dijo...

Buena cronica, aunque como ya dije falta la de "La Barracón", jajajaja.

A ver si la gente se anima. Independientemente de lo que es el certamen, que tuvo eventos muy buenos. Merece la pena solo por conocer a los asistentes.

Canijo dijo...

Ya Akhul prometió esa crónica de la "Barracón". Ésta está chula pero es la mas formal; la otra supongo que será en plan cachondo.

Joder, yo quise ir pero no pude, porque la verdad es que sí que tuvo que ser más que interesante. Pero bueno, otra vez será (si no se hacen realidad los malos augurios de los que habló Juan). La cosa está en que al final la crónica nos las tuvo que hacer Akhul...

Comentarios recientes

Archivos del blog