sábado, 11 de octubre de 2008

Sacrificio

Al alba, gozosos y apestando a aguardiente irrumpieron resueltos a llevárselo. Él se resistió cuanto le permitieron las fuerzas, pero nada pudo contra los fornidos zagales que iban con el patrón. Ella, nerviosa durante el forcejeo, se metió por medio, algo que el patrón castigó con dureza propinándole una patada en el vientre que la impelió a permanecer aterrada en una esquina.

Libre de impedimentos e inmovilizada la víctima, el patrón empuñó con maestría el acero, para, con un golpe seco y preciso, herirlo por primera vez.

Embargado por la rudeza del dolor no opuso resistencia, y con el acero aún dentro fue arrastrado al exterior sin presentar batalla.

Con acusado entusiasmo lo condujeron a un tronco en la plaza donde trabar sus extremidades; fue entonces cuando supo que pretendían matarlo, y se revolvió en un absurdo y desesperado intento por conservar la vida.

Una vez atado, su verdugo reemplazó el garfio con el que lo sujetaba de la cara por un enorme cuchillo, que lentamente introdujo en la blanda carne de su garganta arrancándole un grito que se oyó en cada rincón del pueblo. Agarrado por una docena de manos se convulsionó, hasta que el último borbotón de sangre cayó al balde donde una niña la movió con un cucharón hasta enfriarla.

Su cadáver fue pelado y escaldado, colgado y destripado; y llegado el momento comieron su carne. Fue un día animado, y al anochecer volvieron a sus casas sonrientes y con pedazos de él bajo brazo, deseosos de que llegara la próxima matanza.

10 comentarios:

vitolink dijo...

Un buen motivo para hacerse vegetariano o más aun, vegano!

Excelente relato, que bien puede describir una mataza del cerdo en Lanjarón como un ritual canibal en el oeste americano.

Enhorabuena! (De las de verdad, no de las que se ponen para llenar el apartado de comentarios)

PD: Me alegra ver que te sueltes con el formato corto y vayas sacando a la luz historias más allá de las costas de tu fantástica isla.

Quién sabe.

Quizás hasta te pases al Lado Breve de la Literatura Digital.

Canijo dijo...

Como ya te dije la primera vez que lo leí me gusta, consigues mantener el engaño hasta bien avanzado el texto, con una prosa muy pulcra y bien llevada. Felicidades.

Víctor González dijo...

Yo también te invito al texto breve, pareces manejarte bien en él.
En el presente, he vivido el engaño hasta cuando tú has decidido desentrañarlo, y eso es una muy buena señal.
Saludos.

palabras (Novela Blog) dijo...

Para Vito:

Gracias por esa enhorabuena de verdad, espero que no hubiera en el paso muchas de mentira,jajaja(es coña) ;)

En cuanto al breve, pues vaya que tontee con el o incluso que le ponga los cuernos a la novela, pero de eso a pasarme al breve creo que no, aunque tengo más cosillas breves, y la verdad es que se le coge el gustillo. Esa sensación de tener algo terminado es magnifica, ajajajajaj


Un abrazo, nos leemos

palabras (Novela Blog) dijo...

Para Canijo:

Gracias por pasar y me alegra que te guste. Creo que al final me llevas por el buen camino, aunque sea con otros textos aparte de la novela. ;)

Un abrazo ;)

palabras (Novela Blog) dijo...

Gracias por el apoyo Victor, la verdad es quwe quedé contento con este texto. Tuve un parto natural y sin demasiadas complicaciones, jajaja.

La verdad es que el breve pica bastante, y está bien para desconectar, pero yo soy de relaciones largas.

Un abrazo, nos leemos.

Morti dijo...

Jejejejeje, ya sabes que me gustaba y me sigue encantando, fui el primero en leer estas líneas, al menos las primeras, y desde entonces tenía ganas de verlo terminado.
Ya puedo descansar en paz.

Un abrazo

palabras (Novela Blog) dijo...

Ese Morti.

Y tanto que el primero, lo escrbí mientras hablamos y te lo iba mandando sobre la marcha. El rollo del proceso creativo, estuvo guay.

Me alegra que te guste, a ver si me animo y escribo algunos micros ;)

Un abrazo guapetón.

Nogales dijo...

me gusta tiburón, está muy chulo y la verdad es que da muy mal royo, te llegas a hacer una idea y al final te llevas la sorpresa. Lastima que ya me supiese el final, pero me ha gustado mucho tibu.

PD: Casi, veo igual de cruel lo que le hacen al animal, a que se lo hiciesen a una persona.

Nos vemos

palabras (Novela Blog) dijo...

Gracias,Nogalillo. Me alegra que te guste ;) (a ver si me animo a mover más en firme por otro terrenos narrativos, que ganas no me faltan.

UN abrazo, nos leemos ;)

Comentarios recientes

Archivos del blog