viernes, 13 de agosto de 2010

O carballo

No máis profundo do bosque, rodeado de árbores, álzase un vello carballo. Os corvos pousados entre as súas ramas custódiano día e noite.

Os animais do bosque achéganse entre a espesura, hoxe é o día sinalado, solsticio de verán. O día no que elixen un novo soberano.

Aparecen entre os arbustos, son centos. Os ollos negros das aves míranos expectantes mentres forman un semicírculo arredor da grande árbore.

Os candidatos portan as súas ofrendas para facerse merecedor de tan alto cargo. Un a un, vanos depositando entre as raíces que sobresaen da terra.

O máis ancián dos corvos descende e examina os presentes. Óllaos e os picotea despectivo. Os seus compañeiros grallan con desaprobación.

Ningún é do seu agrado.

Os aspirantes, humillados, retroceden e desaparecen entre as tebras. Só queda unha raposa. De costa prateada e porte sagaz. Trae un anaco de carne entre as fauces: Un dedo humano. Un trofeo preeiro.

O vello corvo esfolado inspecciónao. A falanxe, que porta unha alianza de ouro, brilla dourada á luz da lúa, iluminando con iso a avaricia dos corvos. Os paxaros, esta vez, asenten compracidos. O vello recólleo, e escóndeo nun oco do madeiro do carballo.

Resplandecente, o corpo da árbore cobra vida. As súas ramas tremen e as súas follas rumían. Comeza a moverse lento, como entumecido. Achégase ao animal, e pousa as follas na súa cabeza. Transmite sabedoría e serenidade.

A raposa agradecida inclínase ante el.

Foi bendicida.

Os animais, satisfeitos, celebrarano ata o amañecer, uns voando xunto ás estrelas, e outros corricando entre as matas.

O bosque ten unha nova soberana, o seu espírito así decidiuno.

18 comentarios:

Óscar Torres dijo...

Hola, os dejo la traducción al catellano del relato:

El roble.

En lo más profundo del bosque, rodeado de árboles, se alza un viejo roble. Los cuervos posados entre sus ramas lo custodian día y noche.

Los animales del bosque se acercan entre la espesura, hoy es el día señalado, solsticio de verano. El día en el que eligen a un nuevo soberano.

Aparecen entre los arbustos, son cientos. Los ojos negros de las aves los miran expectantes mientras forman un semicírculo alrededor del gran árbol.

Los candidatos portan sus ofrendas para hacerse merecedor de tan alto cargo. Uno a uno, van depositándolos entre las raíces que sobresalen de la tierra.

El más anciano de los cuervos desciende y examina el presente. Los ojea y los picotea despectivo. Sus compañeros graznan con desaprobación.

Ninguno es de su agrado.

Los aspirantes, humillados, retroceden y desaparecen entre las tinieblas. Sólo queda una zorra. De espalda plateada y porte sagaz. Trae un trozo de carne entre las fauces: Un dedo humano. Un trofeo carroñero.


El viejo cuervo desollado lo inspecciona. La falange, que porta una alianza de oro, brilla dorada a la luz de la luna, iluminando con eso la avaricia de los cuervos. Los pájaros, esta vez, asienten complacidos. El viejo lo recoge, y lo esconde en un hueco del madero del roble.


Resplandeciente, el cuerpo del árbol cobra vida. Sus ramas tiemblan y sus hojas rumian. Comienza a moverse lento, como entumecido. Se acerca al animal, y posa las hojas en su cabeza. Transmite sabiduría y serenidad.


La zorra agradecida se inclina ante él.


Fue bendecida.


Los animales, satisfechos, lo celebrarán hasta el amanecer, unos volando junto a las estrellas, y otros correteando entre las matas.


El bosque tiene una nueva soberana, su espíritu así lo decidió.

Leona catalana dijo...

¿Un espíritu carroñero? Inquietante.

Gracias por la visita.

UnaMarginal dijo...

Hola!! Nos vemos.

Óscar Torres dijo...

Leona catalana:

Gracias a ti por visitarnos. Ven cuando quieras Leona, que serás bien recibida.

Saludos

UnaMarginal:

Un saludo a ti también, al igual que a Leona, las puertas de Sevilla Escribe están abiertas para cuando quieras pasarte.

:)

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Gracias por tus comentarios y por tomar de tus tiempos la generosidad de la lectura.

Lamentablemente nuestros soberanos también son carroñeros, me encanto el poema y su blog, el cual seguiré asiduamente.

Canijo dijo...

Vaya, se me fue el comentario que había hecho; vuelvo:

Lo primero decir que en la versión original ya lo había pillado casi todo, aunque tampoco me ha venido mal la traducción para completar ese par de detalles que se me pudieran haber escapado.

Y en cuanto al texto decir que me ha gustado, socio, una visión mágica del bosque traída de aquellas tierras donde no se cree en las meigas... pero se sabe que haberlas, haylas...

Lémonos.

Óscar Torres dijo...

Gracias amigo Sottoflato, ya sabes que aquí te recibiremos siempre con los brazos abiertos, esta es tu casa.

Canijo, que decirte socio de tecla... gracias por confiar desde un principio en este relato y animarme, junto con angelical, a publicarlo en su idioma original.

Como siempre; "Lémonos compañeiro".

Angelical dijo...

Eeeyyy que con esto de querer estar en tó, al final no estoy en ná y se me pasaba comentarte XDDDD
Pues eso, que como te ha dicho el compi se entiende muy bien y que la musicalidad del gallego le aporta dulzura y aire bucólico... que teniendo en cuenta el tema, pues hace un conjunto perfecto de magia gallega ;)

Óscar Torres dijo...

Como dije antes, gracias Angelical por tu apoyo.

Ya sabes que Galicia de por si es "a terra meiga"; donde no creemos en las "meigas", y donde la Santa Compaña te puede sorprender a la vuelta de cualquier esquina XD

Sharly dijo...

La verdad es que el relato en gallego me suena como si tuviera un ritmo interno que lo hiciese más musical. Me gusta la idea y la forma en que la has plasmado. Haciendo un chiste malo, habrá que visitar ese bosque, que dicen que la nueva soberana es "tela" de zorra... ;)

RONALD ANCAJIMA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ronald Ancajima dijo...

hola, respondiendo comentarios que amablemente dejas, y te das el tiempo para hacerlo, visito tu espacio y me doy con un rincón literario, del bueno, con historias como "O carballo", con su trofeo carroñero, que te engancha a la lectura apenas empiezas ha hacerlo. Te felicito por este espacio, para no buscar en la blogosfera, con un contenido y material de lectura bueno.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonito texto...

Saludos y un abrazo.

Emilio Luna dijo...

Es realmente bueno el relato. Inquietante y misterioso. Un saludo

Emilio Luna.

Natalia... dijo...

Hermosa lectura. Reminiscencias muy actuales, me da escalofrios su semejanza con muchas de las situaciones que vivimos como protagonistas o invitados.
Ya soy fan suya. Adelante, y besos desde Argentina..!

Óscar Torres dijo...

Sharly: Gracias maestro Sharly, XD, y nosotros unos cuervos cervezeros jajaja Un saludo socio!

Ronald: Esta es tu casa. Ven cuando quieras, pues siempre serás bien recibido. Gracias por tu comentario, un saludo muy grande amigo. :)

LSH: Gracias por pasarte y tomarte la molestia de leerlo, para mí es un honor.

Un saludo compañero.

Emilio Luna: Un honor tu comentario Emilio, sobre todo vieniendo de un gran profesional. A mí también me encantan las críticas de tu blog. Un saludo. Esta es también tu casa.

Natalia: Un saludo enoooorme Natalia. Para un gallego como yo es muy dificil no sentir cariño por tu tierra (yo también tengo una parte de familia emigrada por allá..) Gracias y sienteté como en casa... :)

Javierlota dijo...

Muy buen relato,

Hasta otra ;)

Óscar Torres dijo...

Gracias Javier, un saludo grande :)

Comentarios recientes

Archivos del blog