sábado, 28 de noviembre de 2009

Amor de madre

En un pueblo una madre vivía con su hijo, éste tenía veinte años cuando estalló la guerra. Debido a sus ideales de izquierda se lo querían llevar. La madre construyó una habitación entre los muros de la casa que eran muy gruesos. Lo hizo sin que nadie se diera cuenta y delante puso un mueble para que no se viera la puerta de la nueva habitación. La mujer era modista, por el día lo tenía escondido y por la noche salía mientras ella hacía ruido cosiendo a máquina. La gente preguntaba por él y ella decía que se había ido al extranjero a trabajar. Pasaron los meses y una mañana fue una vecina a probarse un vestido, llamó insistentemente a la puerta y nadie le abría. Llamó a la vecina de al lado por si sabía algo y no sabía nada de su ausencia, así que llamaron a los bomberos que tiraron la puerta. La encontraron muerta con los ojos desencajados mirando hacia el mueble, la enterraron y cerraron la casa hasta que viniera un familiar y se llevara las cosas de valor. Un día una chica iba para el trabajo y pasó por la puerta de la casa cuando escuchó la máquina de coser, salió corriendo y se lo dijo a su madre que la mandó callar instándole a que lo olvidara. Otro día dos albañiles que estaban trabajando cerca de la casa soltaron las herramientas y salieron corriendo porque la máquina no dejaba de sonar. Medio pueblo había escuchado funcionar la máquina y se lo dijeron al alcalde. El pueblo guiado por el alcalde se movilizó para descubrir el misterio y entraron en la casa. Cuando iban subiendo las escaleras se escuchaba la máquina y cuánto más cerca estaban de la habitación más fuerte se escuchaba. Entraron y vieron la máquina en medio parada, miraron por todas partes y no vieron nada, el alcalde dio la orden de volverse y cuando iban a salir la máquina se puso a andar otra vez. Se quedaron con la boca abierta y algunos salieron corriendo. Los que se quedaron empezaron a mover todos los muebles que quedaban en la casa. Cada vez que se acercaban al mueble, más rápido sonaba la máquina. Retiraron el dichoso mueble y vieron una puerta, se quedaron asombrados, cuando intentaron abrirla no podían y con mucho esfuerzo lograron tirarla abajo. Vieron al hijo muerto con las uñas ensangrentadas por querer salir. Cuando lo sacaron de la habitación la máquina dejó de sonar.



6 comentarios:

Sharly dijo...

Caray con la maquina, no sé pero desde luego si yo estoy allí más que mover muebles buscaría una cámara oculta. Felicitaciones por el relato. ;)

Canijo dijo...

Bueno, qué decir, un poco bisoño el texto, ¿no? Pero nada, hay que ir tirándose a la piscina si se quiere algo. Bienvenida al blog.

J.E. Alamo dijo...

Me recuerda un relato de Poe: El Corazón Delator. No está mal y muestra maneras.

JUAN dijo...

Pues me ha gustado, mucho, amigo. Si lo pules un poco(está contado muy rápido y sin apenas puntuiación) seguro te quedará una buena historia.
Aunque el tema de los "topos" sea demasiado conocido, con esa máquina le has dado una nueva visión.
Saludos.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Pues aquí tienes el germen de un relato no demasiado original, pero que podría ganar muchos enteros si lo trabajas en cuanto a la ambientación de la epoca, le insuflas algo de vida a la personajes y le das un poco de atmosfera podría quedarte algo bastante simpatico.

Un abrazo, mamoncete.

Morti dijo...

Gracias Sharly, la mujer que lo ha escrito es bastante mayor y sin educación literaria. Y lo de la cámara.... eres demasiado.

Ojetillo, la verdad es que es un relato oral, así que imaginate la dificultad para tratar de omitir o reproducir gestos y/o golpes en el relato. Muy complicado, pierde chispa.

J.E. Alamo, el corazón delator, sí realmente este relato se podía haber llamado "la máquina delatora". Gracias.

Muchas Gracias Juan, le haría falta pulirlo un poco pero como ya he dicho es para contarlo de forma de oral y por escrito pierde mucho.

Tibu, Tibu, Tibu.... que te digo que no haya dicho ya.... pues que sepas que esto ocurrió en un pueblo de Huelva o Córdoba o por ahí, no me acuerdo, pero es un hecho verídico. Toma ya. Gracias a todos.

Comentarios recientes

Archivos del blog