jueves, 4 de agosto de 2011

1492

El bosque mediterráneo andaluz, recuerda con horror esa fecha. Mientras en los libros de historia se nos recuerda la hazaña de los miles de avariciosos que desafiaron a Neptuno y sus dominios en su afán de enriquecerse. Nadie recuerda a los millones de robles, pinos, pinsapos o quejigos que también cruzaron involuntariamente. El bosque andaluz, jamás se recuperó.


Micro originariamente pensado para las Ecoagendas de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía 2011)

2 comentarios:

Figu dijo...

Muy bueno, el pinsapo y los ondígenas no recordarán esta fecha igual que el resto desde luego.

Sharly dijo...

Celebro que te guste Figu, en la vida siempre hay vencedores y vencidos,tanto los indios de américa como el primitivo bosque andaluz fueron llevados a una situación límite por la ambición de algunos.

Comentarios recientes

Archivos del blog