lunes, 18 de abril de 2011

Estudio en Rosa (Skerlock, serie de la BBC)


TÍTULO: Estudio en Rosa
TÍTULO ORIGINAL: A study in Pink
AÑO: Serie de Tv, producida por la BBC en 2010
DURACIÓN: 90 min.
DIRECTOR: Paul McGuigan
GUIÓN: Mark Gatiss, Steven Moffat
MÚSICA: David Arnold, Michael Price
FOTOGRAFÍA: Steve Lawes
REPARTO: Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Rupert Graves, Una Stubbs, Loo Brealey, Zoe Telford, ...

Sinopsis (extraída de wikipedia): La policía investiga la muerte de una serie de personas que parecen haberse suicidado tomando una píldora venenosa. El Detective Inspector Lestrade acude a su "asesor no oficial", Sherlock Holmes, que deduce los diversos elementos que apuntan a un asesino en serie. Mientras tanto, Holmes conoce a John Watson, y deciden compartir un piso de Baker Street.
Esta primera tenporada de "Sherlock" consta de 3 episodios de unos 90 minutos cada uno de ellos. A saber:
episodio 1º, "Estudio en Rosa",
episodio 2º, "El banquero ciego",
episodio 3º, "El gran juego".

Si "El banquero ciego" es una adaptación libre del relato "Los bailarines" (incluído en la obra "Las aventuras de Sherlock Holmes") y "El gran juego" lo es del relato "Los planos del Bruce-Partington" (incluído en "El regreso de Sherlock Holmes"), el "Estudio en Rosa" que nos ocupa trabaja el material original de la novela "Estudio en Escarlata", actualizando el contexto histórico hasta acercárnoslo a nuestro 2010.


Sherlock y Watson camino de su primer caso


Con una audiencia de más de 9 millones de espectadores, este primer episodio que fue emitido por primera vez el 25 de julio de 2010 comienza con las pesadillas que asaltan de madrugada al doctor Watson (un impecable Martin Freeman) y la posterior visita a su psiquiatra. Según ésta ha de escribir en un blog sus propias experiencias a modo de catarsis. Si en la obra original de Conan Doyle, John Watson es médico cirujano ayudante del 5º Regimiento de Fusileros de Northumberland y participó en la Batalla de Maiwand de la Segunda Guerra Anglo-afgana, aquí es un veterano de la Guerra de Afganistan que padece una cojera psicosomática.

El encuentro con Sherlock Holmes (arrogante Benedict Cumberbatch) es inevitable en cuanto busca un piso que compatir en el centro de Londres. La conversación que ambos tiene en el taxi, camino del lugar de los hechos del cuarto asesinato, no tiene desperdicio: Holmes apabulla a su nuevo amigo con las deducciones acerca de la vida del doctor a cuenta de lo ve/observa a través de su teléfono móvil. En seguida se ve que la obra, a pesar de la actualización, respeta el espíritu original del Holmes decimonónico. Por lo tanto no entiendo cómo hay seguidores del detective de Baker Street que se escandalizan con esta modernización.


Rache... ¿Venganza en alemán? ¿Rachel?


Tres aparentes suicidos de tres personas bien diferentes (un empresario infiel, un joven adolescente y una Secretaria de Estado para el Transporte) ponen en alerta a la policia, liderada cómo no por el inspector Lestrade. Cuando tiene lugar el cuarto suicidio (entonces se desvelará que no es tal, sino un asesinato), Lestrade solicitará la ayuda de Holmes.

Hay dos momentos en que otros personajes insinúan la posible relación homosexual existente entre el detective y el doctor, que ambos desmienten. La señora Hudson y Ángelo, el dueño del restaurante en que cenan juntos, hacen comentarios al respecto, tal vez riéndose de esos estudiosos que han apuntado en tal dirección. Algo similar a lo que hizo Billy Wylder en su maravillosa "La vida privada de Sherlock Holmes".

Maravillosamente interpretada por Cumberbatch y Freeman, tiene unos diálogos brillantes, agudos y divertidos, y una tensión in crescendo.En The Guardian se pudo leer después del estreno: "Es pronto, pero el primero de los tres episodios de 90 minutos, A Study in Pink, es brillante y prometedor. Tiene la delicadeza de Spooks, pero es sin duda Sherlock Holmes. Las secuencias de deducción son ingeniosas, y la trama es clásica complejidad de Moffat. Los puristas se ofenden, como siempre lo hacen los puristas. Sin embargo, Sherlock ya ha hecho algo muy notable, ha tomado la noche del domingo de la televisión y la hizo atractiva".


La calle Baker de este Sherlock (2010)


Muy recomendable para todos los amantes de Sherlock Holmes a pesar de la actualización, y para los que gustéis de una película inteligente.

Para finalizar os dejo con un diálogo entre los dos protagonistas, después de perseguir a un coche por las calles de Londres:
"Es lo más ridículo que he hecho en mi vida", admite el doctor Watson al descubrir que han perseguido al coche equivocado.
"Eso e invadir Afganistan", responde Sherlock.

1 comentarios:

Raelana dijo...

Me la recomendaron no hace mucho y la verdad es que no esperaba gran cosa. Sherlock tampoco es que sea mi detective favorito y las novelas no me apasionan, pero la serie me atrapó completamente. La actualización es muy buena, se ve todo muy natural y conserva el espíritu del personaje, yo diría más que la otra película que hicieron no hace mucho que no recuerdo el director, que sí está ambientada en la época de las novelas pero los personajes me parecieron menos reales que aquí, más acartonados.

El único pero que le puedo poner es Moriarty, que resultó un poco decepcionante.

Comentarios recientes

Archivos del blog