martes, 8 de noviembre de 2011

En blanco




Con las páginas en blanco me desafía altivo mi cuaderno nuevo, cuentos historias y poemas se dibujan en mi mente para callarle la boca y cubrir sus hojas con tinta que aun saliendo de un bolígrafo duele tanto como si fuera sangre ya que surgen del alma.

Me levanto y doy vueltas por la casa, persigo ideas más cuando creo alcanzarlas se transforman en humo, un humo que poco a poco me asfixia, casi sin aliento me arrastro hasta el cuaderno y dejando el bolígrafo a su lado declaro mi rendición.

Recojo y me marcho a descansar, aun estando de espaldas sé que me mira… sonriendo, hoy ha vuelto a ganar.

1 comentarios:

mientrasleo dijo...

Cómo convertir un fantasma temible en un gran protagonista.
Magnífico, de verdad
Besos

Comentarios recientes

Archivos del blog