lunes, 27 de septiembre de 2010

Crónicas Marcianas (Ray Bradbury)

Autor: Bradbury, Ray
Título Original: The Martian Chronicles
Editorial: Minotauro
Colección: Biblioteca Ray Bradbury
Fecha Publicación: 27/03/2008
ISBN: 978-84-450-7689-7
Páginas: 264
Cubierta: Cartoné con sobrecubierta
Precio: 17,50 €


Crónicas marcianas fue escrito en 1946, y eso se nota en la civilización que nos muestra, aunque está ambientado entre los años 1999 y 2026, no es nuestra época la que está mostrando y hay cosas que se ven raras porque se supone que han sucedido en años que hemos vivido; lo que se nos muestra es la propia sociedad del autor, es una visión de los años cuarenta, de los problemas y preocupaciones que existían entonces y Bradbury establece un paralelismo entre los humanos, su mundo, y los marcianos que presenta en muchos momentos como un mundo idealizado.


Toda la civilización marciana es como un sueño y los terrestres, al viajar a Marte, también buscan cumplir sus sueños, aunque esos sueños no tengan nada que ver con los sueños marcianos y es curioso que, aunque viajan con entusiasmo e ilusión, no llegan a salirles las cosas bien, como si los sueños no debieran hacerse nunca realidad.


El libro está estructurado a base de relatos cortos, que aparentemente no tienen ninguna relación entre ellos y que nos muestran distintos momentos de la colonización marciana. Sin embargo, aunque parecen piezas sueltas, a veces te encuentras en algún relato referencias de otro, de forma que se conectan levemente, dando la sensación de que, aunque sean independientes, forman parte de un todo.


Hay dos temas recurrentes que aparecen en la obra: uno es la guerra, que está mucho más de fondo de lo que parece al empezar el libro. Podría haber sido un libro que simplemente hablara de colonización, pero en seguida la guerra en la tierra toma un protagonismo excesivo y Marte pasa a estar en segundo plano, a pesar de que casi todos los relatos del libro transcurren en Marte.


Otro tema que he visto repetido en varios cuentos es el tema del doble. Si es importante que una cosa sea real o no o si, en cambio, basta con que parezca real. Y la cuestión es que en los cuentos en los que aparece este tema no hay engaño, la persona que lo sufre sabe que todo es falso pero prefiere la falsedad a lo real. Y, por otro lado, está doble, que sabe que lo es, que si es importante es sólo porque lo ven distinto de lo que es y ya puede ser un marciano o un robot, el doble simplemente acepta que lo es y hace lo que tiene que hacer para fingir ser esa otra persona.


Dos detalles del libro me sorprendieron, uno el mensaje ecologista que puede verse, las referencias negativas a llenarlo todo de basura, teniendo en cuenta que el libro es de 1946 es algo que parece muy actual; otro detalle es el relato Usher II, donde ya habla de la quema de libros que será la base de Fahrenheit 451.


El final deja un regusto raro, pues tiene dos de los mejores relatos del libro, tristes y desoladores,  pero el último relato no me parece que esté a la altura de los que le preceden; es bastante más flojo, me dio la sensación de que con ese último relato quisiera dar una última esperanza al lector, pero no llega a serlo del todo.

2 comentarios:

JCR dijo...

Sólo conozco las adaptaciones de sus novelas a la gran pantalla, tomo referencia, parece interesante.
Un cordial saludo.

Alejandro Castroguer dijo...

¿Interesente? Es el mejor libro de Ciencia-Ficción que me leído, si es que le es aplicable semejante etiqueta, ya que es una obra a mitad de camino entre la realidad fantástica y la SciFi.

Buena entrada.

Comentarios recientes

Archivos del blog