viernes, 5 de febrero de 2010

Una novela alrededor de una gran película



Título: Sombras verdes, ballena blanca
Título original: Green Shadows, White Whale
Autor: Ray Bradbury
Año: 1958-1985
Género: Relatos

Editorial: Minotauro
Encuadernación: Tapa dura


Antes de nada, esta no es una obra de Ciencia Ficción aunque lleve la firma de Ray Bradbury. Pero ¿qué importa? La inspiración de esta obra es directamente la redacción del guión de "Moby Dick" de John Huston, sí, la de Gregory Peck. Desde el primer momento el autor no oculta que el protagonista de la historia es él mismo y el pueblo irlandés.

Es una novela estructurada en 33 capítulos, algunos de los cuales tienen nombre propio aunque en esta edición se eliminan en aras de una mayor unidad. Aquí os dejo la relación de capítulos con nombres y años ...


Capítulo 4 «El gran choque del último lunes» 1958
Capítulo 9 «La boda al estilo cazador» 1992
Capítulo 12 «Terrible conflagración en la casa» 1969
Capítulo 13 «El mendigo del puente de O'Connell» 1961
Capítulo 15 «Fantasmas de lo nuevo» 1969
Capítulo 18 «¡Una por Su Señoría y otra por el Camino!»1985
Capítulo 21 «Cómo pasar el domingo» 1962
Capítulo 22 «La primera noche de Cuaresma» 1956
Capítulo 23 «McGillahee’s Brat»1970
Capítulo 27 «Banshee» 1984
Capítulo 28 «El viento frío y el viento caliente» 1964
Capítulo 29 «La carrera del himno» 1963

El resto de capítulos se antojan escritos para su edición en el año 1992.

A reseñar la fina ironía del narrador (Bradbury, se supone) a la hora de retratar con justeza el ambiente de los pubs de Dublin y las particulares tradiciones de aquellas tierras, que giran las mayoría en torno a una buena jarra de cerveza.

Son destacables justamente los capítulos 12, «Terrible conflagración en la casa», y el 13, «El mendigo del puente de O'Connell», los que más me han gustado, por el primero, la inocencia de unos revolucionarios poco convencidos, y el segundo por la extraña melancolía que lo invade, ese mendigo que canta y al que Bradbury niega de contínuo la limosna.


Tres fragmentos:
"... su pelo, como siempre, revuelto después de nadar en contra o a favor
de la corriente con mujeres desconocidas en camas extrañas."

"El héroe surcando los mares, surcando mujeres a derecha e izquierda,
navegando alrededor del mundo sin hacer escalas ..."
(estos 2 fragmentos me parecen magníficos; en ambos casos el narrador se refiere a la figura del director de cine John Huston.)

"Es el dinero lo que mueve el mundo. Pero es la música la que disminuye la fricción."

Impregna toda su escritura cierto aire de melancolía, de esas costumbres perdidas que el círculo del bar de Finn se empeñan en cultivar. Me trae todo ello recuerdos de una gran película, "El hombre tranquilo" de J.Ford. Imaginaros esta obra vertida en escritura y tendréis algo que se parece bastante a este Bradbury. Es un tiempo varado entre cerveza y cerveza, entre historias contadas al calor de un grupo de amigos, de aventuras mínimas. Que nadie espere de esta novela grandes sucesos ni personajes grandilocuentes. La sencillez del pueblo llano. Destacar, a parte de los ya mencionados, el relato "La carrera del himno". Tierno y divertido.

Resumiendo: el tono es ameno, con una escritura justa, cercana en algunos momentos a la poesía, con una imágenes y metáforas de mérito. Sí, señor, una auténtica bocanada de aire fresco.
Para mí una muy agradable sorpresa. Uno de los mejores libros que he leído este año. Sobresaliente.

1 comentarios:

Alejandro Castroguer dijo...

Ésta fue mi mejor lectura del año 2007.

Comentarios recientes

Archivos del blog