jueves, 11 de febrero de 2010

Calabazas en el trastero "Especial Poe"

Berenice Fashion, de María M. Gómez Iglesias


Bueno pues estamos ante un buen comienzo. Un relato trabajado y con buena prosa, y en el que queda más que claro el homenaje a Poe. En cuanto a la referencias al trabajo de la protagonista, genial. Termina uno el relato y se va a la biografia de la autora para saber si es vendedora de ropa interior, ejejjejeej. La obsesión queda retratada de forma notable, y el relato cierra bien y de forma elegante. La única, "pega", por poner alguna, es que el relato se hace un poco largo, incluso para dejar ver la obsesión creo que hubiera sobrado un poco. Aunque es algo que suele pasarme con otros relatos, y todo lo contrario es lo que me suelen criticar como autor. Aunque por otro lado, eso de extenderse era muy propio de Poe.
En definitiba, un relato de los que marcan la diferencia. Se echan de menos relatos tan trabajados.
Me quedo con ganas de leer más de la autora.


El protagonista: la última noche, de Rosa Gelsomino Boetti


Dos de dos. En este segundo estamos ante un delirio deliciosos, repleto de giños encadenados del universo de Poe. Estupenda atmosfera, buena prosa y bien tratado. Al igual que el otro, por poner alguna pega, que quizás echase de menos después de tanto delirio un final con más solidez y contundencia. Lo cual no quita que cierre bien.


Una noche en la penumbra, María del Carmen Guzman Ortega


Decir que en términos generales me gustó. La prosa, aunque no alcanza el nivel de los relatos anteriores, es más que decente, sencilla y clara. Una historia que tiene mucho de cuento infantil y que corre bien, aunque a mi parecer tiene un par de pegas. La primera es que la tematica me parece un poco traida por los pelos, y por otro lado, el final me resulta flojo, ya no solo por la idea, sino por el modo en que está llevado. En cualquier caso, una lectura agradable.


El traductor, de Alejandro Vázquez Ortiz


Un relato que prosisiticamente me ha gustado bastante, bien llevado, bien ambientado y con un toque muy particular. Según dicen, la primera persona es dificil de tratar para que resulte interesante, y este autor demuestra que no tiene el menor problema con eso. En este también se hace presente el homenaje a Poe, y aunque el fondo resulta sencillo, el relato no desmerece. En definitiva, un buen relato, y todo un ejemplo de que la forma importa.


El otro lado del barro, de Jose Miguel Martín Cruz


Decir que la cosa decayó bastante. De salida la idea resulta manida, la prosa es insulsa y el relato está lastradisimo. Tuve que obligarme a terminar de leerlo. Por otro lado hay cosas que me sacaron del relato, como el tiempo que alude a que está sin dormir, o que describa quien le regaló el jarrón y de donde es mientras lo usa como arma. Por otro lado ese final me dejó frio. En cuanto al homenaje, pues me parede perfectamenre extrapolable a cualquier otra adaptación. En definitiva un mal relato, que falla casi en todo.


Luna nueva, de Yolanda Galvez Campos


Bueno pues éste está mejor que el anterior, y corre bien, pero la verdad es que me pareció meramente anecdotico. No muy diferente de la historia original. Creo que de salida la idea no daba para mucho, pero aun así creo que se le podía haber sacado un poco más de partido. Un relato pasable, entretenido cuando menos.


El baile del principe Edgar, de Laura Luna Sanchez


Un relato en el que creo que tendría que distinguir entre gusto personal y un criterio general. Personalmente no me gustó. La prosa me resulta un tanto sosa y no demasiado cuidada; un repaso de estilo le hubiera venido bien. Por otro lado las historia tiene mucho de cuento infantil, aunque creo que le falta cierto encanto. Y pese a lo corto del texto, da muchas vueltas para no contar mucho. La idea está, pero no creo que esté bien tratada.


El circulo de los viernes, de L.G. Morgan


Pues leido uno de los que más curiosidad tenía. Decir que la autora tiene buena prosa y cierta soltura, y que se maneja bastante bien con las descripciones de ambientes y demás, y el homenaje es indudable, pero...el relato no me convenció. Empieza bien y promete bastante, incluso la idea de salida no es mala, pero se enreda metiendo más elementos de los que debería o dilatando otros con demasiados detalles que no resultan necesarios. Por otro lado lo del circulo y todo lo demás me resultó bastante circunstancial. En definitiva, demasiado datos y vueltas para desembocar en un final al que se podía acceder de forma más natural y atractiva.


El cuervo, de Oscar Bribian


De salida, si hablamos de gustos personales, diré que el relato cuenta con la pega de la cotidianidad. Me repelen un poco los textos en que los personajes compran pan, dan de comer al perro y hacen caca. Algo que entiendo que en ocasiones es necesario, pero que prefiero que se toque lo menos posible. Más allá de esto diré que la prosa, aunque muy de andar por casa, tiene momentos en los que agrada. Y en cuanto al fondo, pues diré que el personaje principal resulta plano y arqueotípico de salida, y no conforme con eso el autor sigue machacando para arqueotiparlo más si cabe. El relato se hace largo, y lo es innecesariamente, y la trama resulta pobre y esta muy mal cerrada. Un relato que, de no ser por esto último, resultaría pasable por la prosa, y queda como un relato malo y bisoño.


El último sueño de Poe, de Iulius


Un relato que me resultó, pese a lo sumamente breve, muy simpatico. Muy en la honda de esos micros que de cuando en cuando leí del autor, y que me molaron bastante. Un texto bien escrito, que se lee con agrado, y que llega como un soplo de aire fresco.


Sumergiendose en las profundidades de una biblioteca de Virginia, de Juan Ángel Laguna


La verdad es que me gustó mucho, incluso el final, y el homenaje estupendo y sobre todo natural, en algunos relatos se nota metido con calzador. En prosa está a la altura de los mejorcitos que llevo leídos de la antología, aunque el tema, y la fuerza de las descripciónes te situan, hasta la fecha, como el más claro aspirante al palabras de oro, y en este caso, a llevarte mi voto para el premio nosferatu. Sólo una pegilla, para que no te vayas limpio de polvo y paja, ejejejeje. Me sobran una o dos referencias a los paseos "estanteriles", pero eso es ser muy "rechuminoso". En definitiva, un muy buen relato.


In terroem fac simile, de Javier Fernandez Bilbao


Decir que la prosa me pareció trabajada y evocadora, aunque si es verdad que puede resultar algo dura. Incluso en mi caso, que suelo gustar de este tipo de prosa, llegó a parecerme algo excesiva llegando al final. Bien llevada la primera persona y esa busqueda del personaje. En cuanto a la idea que sustenta al relato, aunque algo manida, esta bien llevada y muy bien ese doble homenaje, aunque me de la impresión de que se inclina claramente hacía el otro autor, dandole por otro lado mucha fuerza visual. En cuanto al final, sin parecerme malo, creo que se le podría haber sacado más partido. En general un buen relato.


El corazón delator, de Edgar Allan Poe y Miguel Puente


Un relato bastante correcto en general, buenas prosa, bien ambientado, y con buenas descripciones, y en el que el homenaje no puede estar más claro. Tiene momentos en los que la tensión está muy lograda, al igual que el transtorno obsesivo del personaje. En cuanto al final, aunque no me está mal cerrado, si me resultó algo flojo, y si hubo algunos momentos que se me hicieron largos. En cualquier caso, un buen relato. Aunque en según que aspectos no termine ir con mis gustos.

2 comentarios:

Alejandro Castroguer dijo...

Espero hacerme con este ejemplar, mi pasión por Poe lo reclama. Gracias, Ángel.

Ángel Vela (palabras) dijo...

Espero que cuando lo hagas te pases por aquí o por OZ para dejar tu parecer, y contrastar opiniones que siempre es interesante :)

Comentarios recientes

Archivos del blog