martes, 30 de abril de 2013

"El hombre imaginado", de Nacho Becerril (1-20)


Por aquí iré dejando mi opinión sobre el autor y su obra. Debido a que me quería parar en cada relato, y viendo que podría ser una entrada muy extensa, he preferido colgar la reseñas por partes. 


Datos técnicos:
  • Título: El hombre imaginado.
  • Autor: Jose Ignacio Becerril Polo
  • Editorial: Draco Ediciones



Presentación previa


Nacho es uno de los escritores con más alma que he tenido la suerte de leer y, sobre todo, de conocer. Tiene una prosa diáfana, visual y llena de emotividad. Sus personajes son muy humanos y sus finales, no solo no dejan indiferentes, sino que suelen sorprender.

Esto es lo que diría de Nacho, como escritor, si tuviera que describirlo en pocas palabras. Entrando en más honduras, añadiría que es de esos autores que te conduce con amabilidad (sin que todo lo que te tenga que enseñar sea necesariamente agradable).  Los relatos de Nacho parten de la naturaleza humana, los sentimientos y los sueños; desde los más nobles a los más indignos.

También haría hincapié en el tema de los finales. Quiero pensar que cuando uno tiene cierto bagaje de lectura, le cuesta sorprenderse y se vuelve algo más exigente, entre otras cosas porque no faltan autores para poder serlo y los libros no los regalan. Pero visto lo que hay en el mercado, muchas veces uno tiene que conformarse con que la historia esté contada con corrección y sea coherente «que te entretenga», como dicen algunos. Un comentario que odio, por cierto.

A día de hoy, sin ser el único autor que lo hace, diré que Nacho consigue sorprender en cada relato en el que pretende hacerlo. Incluso sabiendo que juega a eso y vas buscando ese as en la manga, ese truco de prestidigitador, no lo encuentras y te la cuela.

Nachob no solo consigue entretener. Nacho te cuenta una historia poniendo toda el alma. Consigue atraparte, y, al rematarla como la remata, se queda grabada en la memoria por mucho tiempo que pase. Lo único malo que tiene, es que podrás volver a leerlo y disfrutarlo, pero ya no será lo mismo, porque ya no tienes esa sorpresa. No puedes tenerla porque seguro que no vas a olvidar ese final.

Hay autores sueñan con la fama, otros con el dinero y otros, entre los que me cuento, solo aspiran a que algo de su trabajo sea recordado, sino con admiración, con cierto cariño.

Quizás Nacho no llegue a ser famoso o pueda vivir de esto (que ojalá que sí porque eso que ganaría el mundillo literario), pero si debería de quedarle claro que será recordado por quienes lo lean, y que ninguno de sus libros será uno más entre tantos en una estantería. Que quién lo tenga y lo hubiera leído recordaría con cariño esas historias, sus sorpresas y los sentimientos que consiguió que afloraran, y todo lo que sus historias le dieron que pensar sobre la naturaleza humana.


Sobre el autor:

José Ignacio Becerril Polo, Nachob, Zaragoza 1966.
Padre de familia feliz y escritor aficionado, muy aficionado a escribir, lleva desde 2006 publicando y compartiendo sus cuentos e historias en diversas páginas de internet con mayor o menor fortuna. Ha tratado de participar también en el mayor número de certámenes, antologías y publicaciones que ha podido, con relativo éxito. En todo caso, no se puede quejar porque el viaje ha sido divertido y ha conocido muy buena gente.
Como resultado de su primer año literario se autorregaló un recopilatorio titulado Un año de palabras, que a juicio de sus selectos lectores tiene casi tantos aciertos como ausencias de tildes. Tantos, que unos editores alocados no pudieron soportar semejante despropósito ortográfico y decidieron tomar cartas en el asunto, corrigiéndolo en forma y aumentándolo en fondo hasta crear El hombre imaginado, un recopilatorio excesivo a todas luces. Además ha publicado con la editorial Saco de Huesos otro recopilatorio, El monstruo en mí, que ha sido premiado como mejor libro de relatos de 2011 por Cultura Hache y quedó finalista el mismo año en las categorías de relatos y mejor relato en los premios Ignotus y Nocte.



0 comentarios:

Comentarios recientes

Archivos del blog