jueves, 27 de octubre de 2011

Concierto


El piano es iluminado por los focos, de un negro elegante atrapa todas las miradas del teatro, hasta que el crujir de tus pasos sobre el escenario, devuelve el interés al protagonista, Tú.


Lentamente, con un suspiro ensayado tomas asiento y antes de tocar miras hacia el publico, pero no me ves, tus oscuros ojos a juego con el piano no me encuentran en el palco donde, impaciente espero...

Recuerdo cuanto luchaste por ser pianista, cuantas discusiones por dejar el negocio familiar
y ahora, cuando dejaste todo atrás por cumplir tu sueño.
Ahora todavía no te das cuenta, de que cuando nos casamos no solo tome tu apellido, también entre en la familia...
Con el rifle apuntando al corazón que amo, solo me queda decir:
-No se termina con la familia Corleone, la familia Corleone termina contigo, ciao amore.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Esos acentos, esa puntuación. Repásalos.

Las frases son agramaticales. No es literatura, simplemente está escrito de forma incorrecta.

La idea no es mala. Repasa los textos y vuelve a intentarlo.

Comentarios recientes

Archivos del blog