miércoles, 22 de junio de 2011

Carmela


Carmela estaba profundamente preocupada. Todo cuanto le había contado Patricia Vázquez sobre cadáveres saliendo de sus tumbas, venciendo a la muerte y atacando con furia a los vivos, daba explicación a la aparición postsepultum del tío Paco. Fuese lo que fuese lo que había causado ese horror, también había llegado a Valdezampoñas. La pequeña aldea perdida, olvidada de Dios y de los hombres, tampoco escapó de lo que llamaban el Fin del Mundo. Pero Carmela se negaba a aceptar que las cosas que le habían contado se ajustasen a la realidad.

El tío Paco la había reconocido, estaba segura. Aún quedaba algo en él dentro de aquella pútrida carcasa y ella se encargaría de recuperarlo tan pronto como supiese como. Lo que no podía permitir, bajo ningún concepto, era que Patricia Vázquez y sus amigos supiesen que estaba allí. Si de algo no le quedaba la menor duda es que no les temblaría el pulso para mantener lo que pensaban que sería su seguridad.


Próximamente, en la editorial 23 escalones, PARA MI TU CARNE, primera antología de relatos zombis de Sevilla Escribe.

1 comentarios:

Rocío dijo...

La convicción sobre cualquier hecho (comprobable o no) por parte de nuestros adentros eclipsa cualquier duda que pueda originarse sobre él a nuestro alrededor. Entre lo absolutamente real pero no sentido como verdadero y lo únicamente intuitivo pero impregnado de verdad sensitiva, lo segundo siempre cobrará mayor fuerza en aquellas personas que, aún yendo a contracorriente, batallando con la "evidencia", sólo se permiten sentir, convencidas de que aquello que sienten no necesita palparse para lograr su autenticidad, únicamente a ojos de los demás sería una condición necesaria.

"Pero Carmela se negaba a aceptar que las cosas que le habían contado se ajustasen a la realidad. El tío Paco la había reconocido, estaba segura. Aún quedaba algo de él dentro de aquella pútrida carcasa y ella se encargaría de recuperarlo tan pronto como supiera como."

Si me ha gustado "Antonio" creo que sobra decir que también me ha gustado "Carmela" pero, aún así, diciéndolo estoy.

Comentarios recientes

Archivos del blog