lunes, 16 de febrero de 2009

Losing my religion

Si el comienzo es el final,
¿para qué empezar si ya sé como termina todo?
Es la ventaja convertida en inconveniente,
la metamorfosis de lo excepcional en corriente,
la mentira traducida en engaño,
engaño por no vivir, engaño por no querer morir,
engaño por seguir siempre adelante,
sin mirar atrás, sabiendo que el final estaba allí y no quisiste verlo.



Autor: Rafael De Alba Rodríguez (Morti)

Correo electrónico: john_difool(arroba)hotmail.com


1 comentarios:

Canijo dijo...

Pues a pesar de que no me va la lírica, he de reconocer que éste y otro que te maqueté motu propio conectaron conmigo de alguna manera. Curioso...

Comentarios recientes

Archivos del blog