viernes, 19 de septiembre de 2008

Para llegar a ella

Al principio tenía la costumbre de acercarse a ella por detrás, tapando sus ojos con las manos, a ella parecía divertirle mucho. Pasó después al encuentro con ella desde atrás pero cogiendo con sus manos los senos de la muchacha mientras besaba su cuello, a ella le producía emoción excitante. Volvió con el tiempo a tapar sus ojos desde atrás, pero a ella parecía no interesarle demasiado. Decidió por último acercarse a ella por delante, de frente y saludando desde lejos, pero encontró que ya no estaba.

14 comentarios:

Enredada dijo...

que triste y verdadero, la secuencia del amor...
la sorpresa, el goce, la pasión y luego, tal vez la nada de la ausencia...
mil besos

vitolink dijo...

Lo bueno del desamor es que no hay nada que inspire más que él...

Precioso resumen de una relación. Muy buen relato breve, hilvanado con una escena que simboliza las etapas por las que pasa.

mertxy dijo...

triste pero muy real, así es el desamor inspira belleza en letras, en arte...excelente vitolink, llegué a tus letras a través de un amigo comun juan pang, y me alegra haber venido
mil besitos de agua
merchy

Víctor González dijo...

Escribir Enredada es contar negro sobre blanco.
Otros mil para ti.

Víctor González dijo...

Hilvanar Vitolink, es una preciosa palabra que cambia los hilos por la magia para unir las piezas de un escrito.
BI. La sastrería del texto2
Saludos.

Víctor González dijo...

Amiga Mertxy, celebramos verte por aquí y siendor varios, te aclaro que este texto es de un humilde servidor llamado Vctor.´
Un beso de otoño.

weiss dijo...

Hola Víctor! Como decíamos, de un efectismo conmovedor. A mí estas historias es que me tocan las fibras sensibles. Hermosamente triste, o tristemente hermoso, cada cual que decida...

Canijo dijo...

Como el del maltrato, muy redondo y ajustado, se notan las tablas. Aparte, y eso también es muy importante, cuenta más de lo que está escrito; otro punto a favor.

Víctor González dijo...

Weiss, cuando uno se queda en la fase primera, no cuenta toda la verdad, y aterriza facilmente en el escaparate de una pastelería, (apastelizar) supongo.
Gracias.

Víctor González dijo...

La dimensión de las palabras es infinita Canijo, colocadsa en según que forma crecen exponencialmente en su mensaje,. Con todo, no olvides nunca el factor multiplicador del lector, ese también cuenta mucho.
Saludos.

Morti dijo...

Secuencial muy secuencial, parecía que estaba viendo un cortometraje, me ha gustado mucho y estoy de acuerdo con otros compañeros, dices mas de lo que escribes.
Y personalmente, para mi que no me como un colin desde tiempos de los faraones dice mucho, ya se como no debo acercarme a una chica, jajaja.
Un abrazo y sigue así.

Víctor González dijo...

Gracias Morti. Tú también haces más de lo que cuentas, seguro.
Saludos.

Nogales dijo...

Muy emotivo Víctor.
Me hizo pensar en una persona a la que amé... miento, aún la sigo amando.



Y esto lo escuché en Radio3:

-Doctor, vengo a hablarle sobre mi Hermano

- ¿Que es lo que le ocurre a Samuel?

-Mi hermano esta completamente loco, cree que es una gallina.

-¿Y por que no lo lleva a un manicomio?

-Verá doctor, necesito los Huevos.


Así es el amor, a veces ridículo he incoherente, amargo, doloroso y desesperante... pero lo necesitamos.

Víctor González dijo...

Creo Nogales, que mas bien lo que necesitamos del amor son sus endorfinas benéficas, y en ocasiones nos empeñamos en perpetuar aunque sea de manera ficticia la situación, esperando las mencionadas.
Hay infinitas personas buscándote para generar en ti la sensación. Juega a encontrarlas.
Saludos.

Comentarios recientes

Archivos del blog