miércoles, 21 de diciembre de 2011

IV Concurso de Microjustas Literarias en OzioZero

OcioZero, con la colaboración de Ediciones Efímeras y Nanoediciones, convoca este premio literario de microficción literaria con arreglo a las siguientes bases.
1. Podrán presentarse al certamen todos los pobladores de la página web OcioZero.com que lo deseen con obras originales escritas en castellano. Si no estás registrado en la web, puedes hacerlo ahora en: http://www.ociozero.com/?q=user/register
2. Se admitirán obras originales, publicadas o no.
3. La extensión máxima de las obras será de 50 palabras (título incluido).
4. Los miembros del jurado no podrán presentar obras al certamen. Este estará compuesto por Acuatica (Ganadora del III Concurso de microjustas literarias), Gotzon (Ganador de la II Sortija del Concurso de microjustas literrias) y Patapalo (Administrador de la web).
5. La mecánica del concurso será la siguiente:
En una primera fase, hasta el próximo día 1 de septiembre, los concursantes se inscribirán en el mismo a través del siguiente post: http://ociozero.com/foro/24574/inscripcion
Cerrada la inscripción, cada semana uno de los jurados abrirá en el foro tantos post como la mitad del número de participantes. Cada post tendrá un título, que designará el tema que deberán abordar los participantes con sus obras.
Cada participante podrá colgar un microrrelato por ronda en el post de su elección siempre y cuando en dicho post no haya ya dos microrrelatos publicados.
El jurado decidirá qué microrrelato vence en cada post. El autor de la otra obra quedará descalificado, de modo que cada semana se eliminará a la mitad de los concursantes.
El jurado podrá repescar a los autores que desee para mantener un número par de participantes.
Las eliminatorias continuarán hasta que solo quede un autor en competición, el cual será declarado vencedor del concurso.
El público podrá dejar sus comentarios en las obras participantes.
6. Se establece un premio único consistente en un lote de libros por cortesía de OcioZero.
7. Ediciones Efímeras y Nanoediciones valorarán la realización de sendas antologías conmemorativas del certamen si las obras presentadas mostraran el suficiente interés.
8. Cualquier caso no previsto por estas bases será resuelto por el jurado y su decisión será inapelable.
9. La presentación al concurso implica la total aceptación de las bases.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Booktrailer de "El tablero de Yidana", de Jordi Biosca

jueves, 15 de diciembre de 2011

Presentación de "Los Cines Somnios", de Patricia García-Rojo


Ayer estuve en la presentación de Los cines somnios, la segunda parte de la saga Los portales de Éldonon, de Patricia García-Rojo, de la que también se ha reeditado el primer volúmen: La fábrica Creátor.

El lugar elegido para la presentación era la librería Cincoechegary, yo había estado ya allí antes y es un sitio tranquilo y acogedor, habían dispuesto una mesita pequeña donde estaban los dos libros y se habían sentado alrededor de forma informal, Patricia en el centro, a un lado David González, el editor de Berenice, (no me sabía su nombre, pero me lo han chivado ^^) y al otro lado Alejandro Castroguer, que hizo de presentador del acto.

Lo primero que me sorprendió fue la cantidad de gente que había, ya antes de empezar el acto el local estaba lleno, pero es que no paró de llegar gente que se fue haciendo hueco como podía, amontonándose al fondo o quedándose atrás y asomando la cabeza de vez en cuando. Creo que nunca había estado en una presentación con tanta gente.

Dio inicio con la intervención del editor, que contó la historia de cómo había llegado Patricia a publicar con ellos y lo contentos que estaban con el éxito que había tenido el primer libro. Después Alejandro Castroguer tomó la palabra, hay que decir que Alejandro decidió seguir a rajatabla la norma de "no vamos a destripar el libro" y no dio ni una pequeña sipnosis para saber de qué iba, menos mal que ahí el novio de Patricia, Curro, sí estuvo rápido y en un momento de la charla interrumpió para preguntar por la sipnosis, que no tuvieron problemas en contar sin destripar nada.

Pero no adelantemos acontecimiento, al principio Alejandro se dedicó a contar la biografía de Patricia, que menos mal que es joven... ¡es broma! Fue sólo una  breve  introducción y pronto dio paso a una ronda de preguntas que tenía preparadas para hacerle a la autora que fueron muy interesantes, preguntas por sus influencias, su método de escritura, sus intenciones al escribir. Patricia se veía muy cómoda y hablaba como si estuviera en una tranquila reunión entre amigos, contaba su experiencia ilusionada, como si la estuviera reviviendo. Es algo muy bonito el proceso de creación de un libro, y me hizo pensar que eso era lo importante, no tenerlo allí delante, en la mesa, sino todo ese tiempo creándolo, difrutando de él, porque se veía que Patricia disfrutaba y que estaba reviviendo todo eso al contárnoslo.

Me gustó mucho la complicidad con el presentador, que sabía cómo llevar la conversación, cuando meter una anécdota divertida y cuando hablar de cosas más serias. Patricia nos enseñó su libreta de esquemas, toda ordenadita, con dibujos, colores, frases subrayadas con fuerza; ahí fue cuando pensé que menos mal que yo no presento libro, que si tuviera que llevarme las facturas y los folios de propaganda donde escribo iba a quedar muy cutre xDDDDD

Después de contarnos el proceso de creación, Patricia pasó a contarnos la respuesta del público que había vivido al terminar el primer libro. Anécdotas con los fans, las cartas que recibía de países lejanos, que le han hecho un grupo en Facebook y en Twiter y la insistencia con que le pedían la continuación de la saga. Si cuando hablaba del proceso de creación Patricia sonreía como si no estuviera del todo con nosotros, como si una parte de ella estuviera en ese otro mundo que había plasmado en el libro, cuando hablaba de los fans se la veía feliz e ilusionada, como si no se creyera del todo el cariño que le estaban demostrando.

Hubo un momento en que Patricia habló de lo egoísta que es el acto de escribir, algo que se hace como disfrute personal, para satisfacción de ella misma, y además de ser algo completamente egoísta, encima luego te vuelve a hacer feliz cuando ves que la gente está disfrutando de tu historia al leerla tanto como has disfrutado tú al escribirla (me gustaría citar la frase exacta de memoria... pero mi memoria no llega a eso).


Después Patricia estuvo firmando libros un buen rato y más tarde fuimos a La Botica, donde brindamos por el libro. Fue una tarde estupenda. «¿Para cuándo el tercero, Patricia?»

lunes, 12 de diciembre de 2011

Booktrailer de "No tocar"




Los objetos malditos existierion siempre. En bazares olvidados y tiendas de antiguedades. En mansiones corrompidas por el paso del tiempo. En asilos. En hospitales. En casa de tus abuelos.
Esperando a que alguien se adueñe de ellos y de comienzo la maldición y la pesadilla y el infierno desatado.
Esperando a un incauto confiado.
Esperándote.
Siempre.
Por eso será mejor que no toques este libro. Y de hacerlo será mejor que no lo leas.
Advertido quedas.


-"¿Qué percha era aquella, que se negaba a servir para lo que había sido diseñada? ¿Cuáles eran los motivos para tamaña rebelión?" - Percha burlona, de Roberto Malo.

-"¿Crees que soy bella o que soy un monstruo?" - Y la puta hizo sonar la flauta... por casualidad, de Carolina Pastor Jordá.

-"No te detengas. No pares. Llega a casa" - Podrá meter sus sueños dentro, de Diana Muñiz.

-"Cree que estoy loca. No sabe cuánta razón tiene" - En otra vida, de Sergio Macías García.

-"¿Es que no lo hueles? ¿Es que no notas ese hedor? ¿Sabes lo que significa?" - Cuando el destino nos alcance, de José Ignacio Becerril Polo.

-"Cada época requiere su personificación del Mal" - Ángel oscuro, de Ana Morán Infiesta.

-"Era un sonido dominado, con una cadencia casi hipnótica" - La llamada del mal, de Luis Ager Alcaraz.

-"La suerte es una zorra" - Perdedor, de José Francisco Solís.

-"Hay tantas cosas que no sabes..." - El secreto del abuelo, de Carlos L. Hernando.

-"¿Miedo a equivocarse? No a partir de ahora" - Sin salirse de la raya, de José Manuel Fernández Aguilera.

-"El televisor le observaba rebosante de candor desde la estantería" - El hedonista, de Fernando Lafuente.

-"Odié a padre por hacerme consciente de lo que no tendré nunca" - Quiero ser, de Juan José Hidalgo Díaz.

-"En eso consiste estar vivo... En sentir cómo se acerca la oscuridad. La muerte" - Te daría mi alma, de Virginia Pérez de la Puente.

-"Algo me dice que la solución del enigma está en la dirección que indica" - La brújula, de José María Pérez Hernández.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Sin pistas, una broma holmesiana


Título: Sin pistas
Título original: Without a Clue
Año: 1988
Duración: 107 min.
Director: Thom Eberhardt
Guión: Gary Murphy, Larry Strawther
Música: Henry Mancini
Fotografía: Alan Hume

Reparto: Michael Caine, Ben Kingsley, Jeffrey Jones, Lysette Anthony, Paul Freeman, Nigel Davenport, ...

Sinopsis (extraída de Filmaffinity): El doctor Watson (Ben Kingsley), después de crear el personaje de Sherlock Holmes, tendrá que encontrar a un actor que esté dispuesto a encarnarlo. El propio Watson se encarga de contratar a Reginald Kincaid (Michael Caine). El problema es que el actor en cuestión es mujeriego, bebedor y vago. Muy pronto Watson tendrá que investigar un importante caso: el robo de las planchas de la casa del tesoro del reino Británico, con la inestimable e inútil ayuda de Holmes.




Una advertencia para quien se apreste a afrontar el visionado de esta película: quien sea un acérrimo de las aventuras de Holmes, y por demás, purista de miras pequeñas, odiará esta obra. Valga el aviso desde el inicio, y como tal (si eres uno de ellos) estás facultado para dejar de leer esta modesta reseña.

Partiendo de la única verdad sobre la que se sustenta el film, que el doctor Watson es quien escribe y reescribe las hazas de Sherlock Holmes, la cinta es una humorada desde principio a fin, un divertimento sin más pretensiones que el de hacer pasar un buen rato al espectador. Y a fe que lo consigue.

Señalar que la primera aparición del personaje de Holmes es su sombra. ¿Casualidad o efecto intencionado? Porque en realidad el personaje de Kincaid no es más que un pálido reflejo del clásico personaje creado por Conan Doyle.

La sombra de Holmes antecede a su primera aparición


Ya desde la escena inicial -ese robo en el museo- se advierte que será Watson quien saque las castañas del fuego a su compañero en más de una ocasión: al volcar una armadura sobre uno de los ladrones evite que éste hiera con una ballesta a Holmes Kincaid.

Al finalizar esta introducción, antes de que aparezcan los créditos iniciales del film, el supuesto detective afirma, en una auténtica declaración de intenciones: "He hecho todo lo que usted me dijo tal como usted dijo". Es menos palabras no se puede explicar la filosofía con que Thom Eberhardt dirgie este "Sin pistas".

Para colmo de males de los puristas que odiarán esta charlotada, este Holmes (bueno Kincaid haciendo de Holmes) no sabe tocar el violín, es un desastre con los experimentos químicos, bebe en abundancia y le gustan las mujeres, todas sin excepción.
El doctor Watson intentará hacer carrera como detective haciéndose llamar el Doctor del Crimen, prescindiendo por lo tanto de los servicios del actor. Él lo conseguirá en solitario. Pero ni el público ni los distintos clientes de Holmes se lo permitirán, acostumbrados a que sea el dueño de la pipa y el deestalker a cuadros el que resuelva los enigmas. Así que Watson se verá obligado a volver a contratar a Kincaid.

Apuntar otro chiste visual, toda una puñalada al mundo editorial. Porque el editor del The Strand, donde Watson publica sus historias (por extensión Conan Doyle), guarda tras unos libros de pega, una botella de licor. Hay mil bromas más que no destriparé para que las cate el espectador y disfrute de ellas.

Ahora os dejo con una secuencia de fotogramas de la película. Atención a los dos primeros, donde podemos admirar la belleza de Lysette Anthony.





Comentarios recientes